5 Plantas Medicinales para la Salud

¿Sabías que las plantas pueden ayudarnos a tratar determinadas dolencias y prevenir ciertas afecciones que dañan nuestro organismo?, la naturaleza puede convertirse en nuestro perfecto aliado para contribuir a la mejora de nuestro bienestar físico y mental, ¿quieres conocer las hierbas  medicinales más destacadas?

Las plantas,  nacidas del vientre de la Madre Tierra,  se han utilizado por el ser humano desde la más remota antigüedad por sus beneficios para nuestra salud. Con la llegada de los adelantos médicos y avances en el campo de la química durante la llamada Edad Moderna, se dejaron a un lado estos remedios naturales  para prestar una mayor atención a lo que nos proponía la Ciencia.

Hoy en día, las plantas y las hierbas medicinales se convierten en el complemento más adecuado para sanar nuestro cuerpo y nuestro mente, sin dejar de lado los tratamientos recetados por nuestro médico.

Profesionales como Edmund Chessi en su obra «Hierbas que Curan» confirma que las hierbas poseen un gran número de principios activos, algunas de ellas son:

1) ABEDUL (ver imagen 1): árbol de corteza blanca y hojas caducas, que florece en abril-mayo y cuyas partes más útiles como los brotes, la corteza, la savia o las hojas pueden ayudarnos a tratar casos de alopecia, cistitis y caspa.

Para la cistitis podemos, por ejemplo, preparar una infusión con 15 gr de hojas secas de abedul y tomar en una taza tres veces al día. Para la caspa podríamos preparar una tintura de 25 gr de savia fresca con 100 ml de alcohol de 90 º, diluyéndolo en 100 ml de agua destilada. Se darán masajes en el cuero cabelludo con una o dos cucharadas cada día varias semanas.

2) ACEBO (ver imagen 2): arbusto de 3 a 10 metros de altura, de corteza lisa,  ramas verdes y flores blancas muy pequeñas que se emplea para casos de resfriado, fiebre o para combatir los síntomas de la gripe. En este último caso, podemos preparar una infusión con 10 gr de hojas secas de acebo y tomar dos tazas por la mañana y otras dos por la noche en ayunas y antes de acostarnos durante varios días. Para el resfriado bastará una decocción de 15 gr de hojas secas hervidas en agua durante 3 minutos y tomar una taza dos veces al día.

3) BELLADONA (ver imagen 3): planta de 60 a 180 cm de altura, de hojas anchas y flores de color violeta con bayas rojizo-negras como frutos. Nos ayudará en casos de dilatación ocular, estreñimiento y úlceras.

Para este último caso podemos hacer una cataplasma vertiendo 1/2 litros de agua fría sobre 20 gr de hojas y raíz desmenuzada y dejar en reposo 4 horas. Las cataplasmas se preparan sin escurrir.

Para el estreñimiento, hacemos una maceración, vertiendo una taza de agua fría sobre 10 gr de hojas y dejamos reposar una hora. Se tomará una taza tres veces al día.

4) DIENTE DE LEÓN (ver imagen 4): planta de hojas dentadas y flores de hojas amarillas. De ella se aprovechan la raíz, las hojas y el jugo. Se puede emplear para casos de hepatitis, nefritis y estreñimiento.

En el caso de la hepatitis podemos hervir 150 gr de diente de león, 50 gr de raíz de regaliz y 30 gr de raíces de grama en 3 litros de agua durante una hora. Tomaremos dos tacitas al día a media mañana y media tarde.

Para la nefritis podemos hacer una infusión de 15 gr de raíz y hojas secas en 350 gr de agua hirviendo. Dejamos reposar 25 minutos antes de colar y tomamos tres tazas al día lejos de las comidas.

 

5) MILENRAMA (ver imagen 5): planta de entre 30 y 60 cm de altura con hojas vellosas y largas y flores blancas o rosadas. Se emplea para ulceraciones, hemorroides o heridas.

En este último caso podemos preparar una decocción cociendo 50 gr de hojas frescas en un litro de agua durante 10 minuto. Posteriormente, se filtra y usa el líquido para lavar las heridas antes de llevar a cabo la mediciación crrespondiente y el vendaje.

Para las hemorrioides, prepararmeos una infusión preparamos una infusión de 200 gr de agua con 200 gr de sumidades floridas y hojas picadas de milenrama, Se entibia, se filtra y usa el líquido para la lavar la zona afectada  y con el resto preparamos una cataplasma qu aplicaremos durante unas horas.

Fuente Imágenes Wikimedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.