Google+

Aceite de Incienso para la piel dañada

¿Tienes sequedad en la piel y quieres reparar los daños causados por la acción del sol o del viento?, la madre naturaleza nos ofrece el incienso como remedio cosmético que ayudará a recuperar el esplendor y la elasticidad perdidos en las zonas cutáneas afectadas, ¿quieres conocer algunos remedios a base de esta planta y sus beneficios?

piel belleza

Sobre el aceite de incienso

También conocido como olíbano, el aceite derivado de este pequeño árbol originario del norte de África y algunos puntos de Oriente Medio  destila un aroma a madera, resina y con notas dulces y especiadas. La fragancia de este aceite facilita una respiración pausada y constante. A pesar de que este árbol crece muy lentamente es capaz de alcanzar los 10 metros de altura, desarrollándose en terreno árido y bajo condiciones hostiles. Curiosamente, en el caso de que se corte una rama o parte de su tronco, para evitar perder la humedad, el árbol es sabio y sella de forma inmediata este vacío con glóbulos de una resina amarilla y pegajosa. Estos granos son precisamente los que se destilan para obtener el aceite.

Durante los 2 últimos milenios, la Iglesia Católica romana y la griega ortodoxa lo han utilizado en sus ritos y prácticas sagradas, además de ser un ingrediente clave en las ceremonias egipcias para embalsamar, por ejemplo, a los cuerpos de los difuntos hace miles de años. Tal importante era para los antiguos egipcios que, por ejemplo, la reina Cleopatra hizo traer desde Oriente Medio árboles de incienso para hacerlos plantar en su jardín privado, con objeto de que su resina pudiera convertirse posteriormente en un perfume natural para ella.

En el campo de la aromaterapia se utiliza para tratar la piel dañada por heridas, arañazos o manchas, además de aliviar la tos o los resfriados. Para el primer caso, vamos a aplicar 4 gotas de incienso y 4 gotas de lavanda en 4 cucharadas de té de aceite vegetal con un algodón sobre la zona afectada. Lo aplicaremos sobre la zona dos veces al día.

incienso

En este sentido, y ya adentrándonos en el terreno de la cosmética natural, el aceite de incienso facilita el proceso de sustitución de las células superficiales de la piel para crear de esta forma una textura más suave. Este tipo de aceite natural es recomendado para las pieles más secas o maduras que precisan de una mayor nutrición o reparar la piel que se ha visto dañada por la acción del sol o del viento.

Tratamiento facial con aceite de incienso

En las próximas líneas os exponemos un tratamiento facial para la piel a base de aceite de incienso:

INGREDIENTES:

-Aceite esencial de incienso

-Aceite esencial de neroli

-Aceite de jazmín

aceite esencial

PREPARACIÓN:

Lo primero de todo, vamos a añadir en 4 cucharadas de té de aceite de yoyoba, 2 gotas de incienso, 1 gota de neroli y otra de jazmín puro. Utilizaremos media cucharada de la mezcla para aplicar en la cara con movimientos circulares. Empezaremos por la frente y bajaremos por el resto de la cara.

La yoyoba se absorbe fácilmente y deja una textura sedosa, mientras que, por su parte, el incienso y el neroli suavizan y rellenan la piel. Por otro lado, el jazmín hace las veces de tonificador. Con estas cantidades tendrás para una semana.

¿Y vosotros?, ¿habéis probado en alguna ocasión el aceite de incienso para la piel?

Imágenes Terra y Tierrazen.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print