Ahorrar espacio y combustible con los nuevos coches ecológicos del MIT

El mundo de la automovilística se ve revolucionado con la llegada de nuevos coches, la mayoría de los cuales, de gama ecológica  y que respetan el medio que les rodea.

El próximo mes de enero de 2012 llegará a España una nueva horda de vehículos eléctricos con unas características muy peculiares, ya que nos permitirán reducir las emisiones contaminantes, al mismo tiempo que nos ayudarán a ahorrar espacio a la hora de aparcar.

 

Estamos hablando de un nuevo sistema de movilidad inteligente desarrollado durante años, más concretamente desde 2003, por los miembros que componen el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts o MIT, una de los organismos más destacados en docencia e investigación de los Estados Unidos especializado en campos como la ciencia, la ingeniería y economía. Su centro se encuentra en Cambridge, Massachussetts, y ya ha sido reconocida su encomiable labor con muy diversos premios Nobel.

Uno de los miembors del equipo de investigación de las ciudades inteligentes del MIT Media Laboratory, Ryan Chin, anunció el pasado 30 de octubre en el Congreso EmTech celebrado pro vez primera en Europa en la región andaluza de Málaga, el nuevo proyecto que estaba desarrollando con el apoyo de la Universidad de Vitoria. Este nuevo invento consiste en un sistema de movilidad inteligente basado en el uso de coches eléctricos que se comprimen al aparcar, por lo que nos permitirán ahorrar espacio e incrementará nuestra comodidad.

Estos nuevos choces inteligentes y ecológicos son tan ligeros y livianos como una pluma, ya que tan sólo pesan 450 kilogramos, además de que tienen la capacidad de girar sobre sí mismos gracias a que disponen de unas ruedas robotizadas, las cuales son capaces de plegarse al aparcar, dejando así un mayor espacio libre para que otro coche pueda aparcar sin problema y se aproveche la zona al máximo.

La idea es que con este sistema, tal y como afirmaba Ryan Chin ,  se proporcione cabida a tres de estos coches en la plaza de uno convencional. Todo este revolucionario, original y novedoso proyecto se completa con la distribución de muy diversas estaciones específicas para la recarga de baterías. En tan sólo un tiempo estimado de 30 minutos se establece que pueden recargarse estas baterías para que el automóvil pueda circular sin problemas distancias de hasta cien kilómetros.

Lo único que tendrían que hacer los conductores convencionales para disfrutar de las ventajas y los beneficios de estos automóviles ecológicos es desplazarse desde su vivienda particular hasta la estación de transporte público donde se concentran estos vehículos, hacer uso de ellos y, después, volver a la estación.

Ryan Chin es consciente de que al reducir el transporte por el la ciudad a través del automóvil con este tipo de proyectos pueda disgustar a muchos fabricantes de coches, pero él opina que tienen que cambiar esa estrategia de negocio centrada en la fabricación para hacer más hincapié en la prestación de servicios.

Invenciones de este tipo, no sólamente mejorarán nuestra calidad de vida, al no tener que vernos obligados a comprar un automóvil para desplazarnos por la ciudad y no estresarnos por motivos de no encontrar aparcamiento cuando lleguemos a nuestro destino, sino que además estaremos contribuyendo a respetar el medio que nos rodea gracias a que, no lo olvidemos, esta nueva horda de vehículos funcionan de forma completamente ecológica, reduciendo sus emisiones contaminantes.

Un mañana mejor para nuestro planeta es posible si continúan desarrollándose iniciativas de este tipo.

Fuente Imágenes  Hiriko Driving Mobility en colaboración con el MIT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.