Google+

Ardillas curiosas

Sí, como vemos en la foto, es una ardilla tocando el piano. Y podemos ver otra en la que otra ardilla está cogiendo el micrófono. ¿Cómo se han aficionado a esto?

Bien, lo de hoy no es una curiosidad de la naturaleza, sino instinto y curiosidad animal. Las imágenes en sí son muy graciosas, y por eso merecen ser compartidas. La fotógrafa de estas imágenes es Kathy Pruyn, una mujer jubilada que vio cómo dos ardillas vivían en su jardín.

Un día, se le ocurrió jugar con ellas, y empezó a ofrecerles cacahuetes, un fruto seco que encanta a estos roedores. Sin embargo, en cuanto lo cogían, se lo llevaban consigo al árbol más cercano, por lo que no podía fotografiar a estos animalitos tan graciosos.

Decidió entonces untar y vaporizar de aceite de cacahuete ciertos objetos, como un piano de juguete, o una cancha de baloncesto. Y aquí está el resultado.

      

¿Alguien se atreve a hacer lo mismo?

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print