Google+

Aromas naturales: jazmín

¿Quieres disfrutar de un aroma agradable, delicado y especiado con toques florales en el interior de tu hogar?, el jazmín es una de las fragancias por las que puedes optar esta próxima temporada para trasladarte en cuestión de segundos a un jardín de ensueño.

Empleado durante siglos en China, Nepal y Afganistán, el aroma natural de jazmín nos ofrece una brisa de aire fresco en nuestro hogar, presentándonos una fragancia de notas complejas, pero muy intensas y que desperterán los sentidos de los amantes de los aromas florales y especiados.

El aroma natural de jazmín, cuyas notas se potencian especialmente durante el verano y las elevadas temperaturas, se extrae a partir de flores diminutas , de pétalos blanquecinos y,  en algunos casos,  amarillentos con forma de estrella y que se desarrollan en ramas trepadoras de una tonalidad verde intensa.

El jazmín es una flor muy especial y compleja, que se divide en tres modalidades:

1) Por un lado destacaríamos el denominado, en su acepción más científica como Jasminum officinale, una de las clases de jazmín más populares del norte de Europa y que comercialmente se produce en Marruecos.

2) En la India, por otra parte, podemos toparnos con el llamado Jasminum Grandiflorum, de unas dimensiones mucho más grandes que su familiar antes mencionado.

3) Sin movernos de la India, podemos destacar el Jasminum sambac, un tipo de jazmín cuyos pétalos desprenden un aroma mucho más intenso y atrayente.

En este sentido, el aroma natural del jazmín se convierte en el protagonista de muy diversos rituales hindúes con motivos meramente ornamentales, ya sea para decorar el cuello de las mujeres en bodas y otros eventos más especiales o para adornar esculturas dedicadas a sus dioses.

Las flores del jazmín son especiamente suaves y delicadas al tacto, una fragilidad que obligará a que el proceso de destilación para la preparación de su fragancia natural sea mucho más delicada  y deba procesarse con disolventes fríos hasta obtener la esencia de la planta para nuestro aroma natural. Este líquido de olor intenso requiere de miles de flores diminutas para su producción, por lo que resulta bastante caro, pero en nuestro caso, con unas pequeñas dosis o porciones bastará.

En el ámbito de la aromaterpia, el jazmín se emplea básicamente para tratar traumas emocionales, además de ser un ingrediente clave en los masajes de abdomen y espalda  para aliviar ese estrés contenido en nuestro organismo. Su aroma natural nos aportará fuerza, confianza y confort, más allá de ser agradable e intenso al olfato, capaz de erradicar los malos olores o los característicos de un ambiente cerrado.

Para elaborar nuestro aroma natural de jazmín vamos a necesitar dos tazas de pétalos de jazmín no demasiado grandes , dos cucharadas de ginebra y agua hirviendo. Lo primero que vamos a hacer en un bol o cuenco es introducir todos los pétalos de jazmín sobre los que vertiremos el agua hirviendo.

Dejaremos reposar esta mezcla durante 24 horas y, posteriormente, introduciremos en el frigorífico para enfriar. En un par de días, sacamos la mezcla, la colamos y añadimos al jugo resultante en dos cucharadas de ginebra y guardamos , una vez más en la nevera. Ya tienes listo tu aroma natural de jazmín para la casa.

No olvides plantar este verano en una maceta  dispuesta en tu balcón o en el suelo de tu jardín, una flor como el jazmín. Su aroma natural invadirá las estancias más próximas de la casa, sin necesidad de que tengas que preparar ninguna fragancia. La misma planta desprenderá un olor intenso y atrayente.

Fuente Imágenes Stock Xchng.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print