Beneficios e inconvenientes para nuestra salud del animal de compañía

Uno de los regalos más típicos que suelen traer los Reyes Magos (al igual de Papá Noel) es el de un animal a nuestras casas. Y esto puede tener un impacto para nuestra salud, tanto para lo bueno como para lo malo. De ambas cosas trataremos en este artículo.

Es muy frecuente tener animales en nuestros hogares, pero hay que tener ciertas precauciones para que no nos acaben contagiando enfermedades ni nada por el estilo. No hay que ser alarmistas en este sentido, ya que el riesgo de contagio es mínimo, pero mejor ser precavidos en este sentido y seguir una serie de consejos.

Por ejemplo, el llevar a nuestro animal al veterinario con frecuencia. Lo normal es hacerlo cada año, hacerle un chequeo completo para evitar que tengan cualquier enfermedad. Igual que nosotros tenemos que ir al médico cada cierto tiempo, ellos lo tiene que hacer igualmente.

Muy importante el cuidado que se le tenga al animal. Cuanto mayor sea su grado de bienestar es más complicado que coja afecciones por lo que cuando entra un animal a casa hay que saber si se le va a poder dar toda la atención que va a necesitar. No solo nos referimos al abandono cuando tenemos compromisos o en vacaciones, sino también en el día a día.

La gente con problemas respiratorios no deberían tener mascotas, especialmente porque es muy complicado convivir con ella. Es muy típico el caso en el que se nos presenta alguna complicación en nuestra salud y al primero que se lo achacamos es al animal. Antes de tomar decisiones precipitadas hay que hacerse las pruebas pertinentes para saber si el animal ha causado dicha complicación (la mayoría de las veces nos referimos a alergia en estos casos.

Las embarazadas también tienen que tener mucho cuidado, porque hay enfermedades peligrosas para ellas como la toxoplasmosis, que lo puede llegar a contagiar el gato.

Las formas de contagio son múltiples, desde un simple arañado a los excrementos del mismo (más problemático al tratarse de animales callejeros). Pero también pueden llevar a distintos beneficios para la salud, especialmente en el campo psicológico.

Por ejemplo es muy bueno para las depresiones, ayuda al estado anímico, también nos ayuda a relajarnos, a que realicemos ejercicio (tanto para su cuidado como a la hora de sacarlo a la calle)… En definitiva, si nos implicamos en el cuidado del animal puede ser muy beneficioso para la salud el animal de compañía.

Fuente imagen portada: lealcan.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.