Google+

Bosques reales de los cuentos clásicos

La naturaleza alberga rincones que han inspirado a numerosos escritores para crear las obras literarias más importantes de su carrera profesional y que, por lo tanto, se han convertido en uno de los escenarios principales donde se ha desarrollado la acción de sus personajes. Hoy queremos compartir con vosotros las imágenes de algunos de los bosques más emblemáticos en los que se basaron muchos cuentos de hadas y relatos fantásticos de reconocido prestigio en todo el mundo, ¿nos acompañáis en este viaje?

bosque cuento de hadas Broceliande

La típica expresión de que la realidad supera la ficción puede aplicarse a la perfección en muchos de los entornos forestales que podemos encontrar en nuestro planeta Tierra y en los que muchos escritores no han tenido que poner ni un ápice de su imaginación para recrear el escenario de sus historias, puesto que ya existían en la vida real.

¿Qué bosques encantados existen en realidad?

Algunos de los muchos bosques que inspiraron a los cuentos de hadas son los siguientes:

1) Berdorf: próximo a la ciudad de Luxemburgo, nos encontramos con el bosque de Berdorf, donde la joven Caperucita Roja se perdiera de camino a casa de su abuelita y tuviera el frugal encuentro con el lobo feroz. La tranquilidad y la magia parecen adueñarse de este pequeño rincón del planeta. Ubicado justo en la frontera con Alemania este bosque emblemático nos permitirá pasear y emprender muy diversas actividades al aire libre.

bosque cuento de hadas Berdorf

 

2) Brocelíande: bosque francés situado en el departamento de Ille y de Vilaine, jalonado por muy diversos y atrayentes tesoros naturales que han inspirado muchos de los relatos del Rey Arturo y leyendas que han girado en torno a este mítico personaje. Las maravillas que encierra en su interior y que ya hemos mencionado en otras ocasiones en Econoce son, por ejemplo, El Valle sin retorno, la Tumba de Merlín, la casa de Viviane, la Fuente de la Juventud o el Jardín de los Monjes.

bosque cuento de hadas Spessart

3) Spessart: uno de los mayores entornos forestales de Alemania es Spessart, bosque que la pura e inocente Blancanieves atravesó para huir de su malvada madastra. Este enclave está situado muy cerca de Lohr, un pueblo ubicado en la Franconia alemana, lugar donde además podemos encontrar otras muchas similitudes con los rincones descritos por los hermanos Grimm, al menos así lo confirma el investigador Dr. Karlheinz Bartels, que estudió en profundidad este cuento clásico.

bosque Bella Durmiente

4) Reinhardswald: esta selva se ubica en el corazón de Alemania, para ser más exactos entre Kassel y Göttingen. En el núcleo de esta imponente selva se dispone el Castillo que sirvió de inspiración a los creadores de la Bella Durmiente en el bosque de Sabadurg, destacado por ser en estos momentos uno de los enclaves donde más se potencia la conservación y protección de sus animales como pueden ser los lobos, linces,  bisontes o caballos salvajes.

Imágenes Terra,  Luxemburgo.net, 20 minutos, National Geographic.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print