Calcular la temperatura con los cantos de los grillos

¿Sabías que a partir de los característicos cantos de los grillos podemos determinar el número de grados centígrados que hay en el ambiente?,  la tan conocida melodía de estos pequeños y singulares insectos nos ayudará a calcular la temperatura existente sin necesidad de recurrir a un termómetro.

Los grillos, al igual que sucede con otros muchos animales de sangre fría,  cuando se elevan de forma considerable las temperaturas y se aprecia un calor sofocante, suelen incrementar sus funciones en un porcentaje mayor del habitual, por ello sus cantos se aceleran y multiplican. ¿Quién no ha escuchado en las agradables noches de verano la alegre melodía de los grillos bajo la plateada luz de la luna?

Más concretamente, en el año 1897 el físico Amos Dolbear fue quien llegó a determinar el vínculo existente entre la frecuencia en el canto de los grillos y la temperatura. La teoría que asentó dicho físico la bautizó como Ley de Dolbear.

 

Para no complicar demasiado, la esencia de la fórmula que propone esta teoría para determinar la temperatura del ambiente a partir de la melodía generada por los grillos se simplifica siguiendo estos pasos:

1) Si pasamos cerca de algún grillo vamos a contar el número de «cris» que emite en un tiempo de 15 segundos.

2) Posteriormente, sumaremos a la cifra obtenida con anterioridad 40 y así de fácil obtendremos, como resultado de esta operación matemática,  la temperatura aproximada en grados Fahrenheit.

Por ejemplo, supongamos que el grillo ha emitido 20 cris en 15 segundos. Si sumamos esos 20 cris a la cifra marcada por la fórmula de Dolbear (40) obtendremos un total de 60ºF, es decir, 15, 55ºC. Expresado numéricamente, quedaría de la siguiente manera:

20 cris en 15 segundos + 40 = 60ºF ( 15, 55ºC)

Para llegar a esta conclusión, el físico Dolbear posiblemente se encargase de estudiar a los grillos arborícolas de las nieves, aunque bien es cierto que los grillos comunes también pueden convertirse  en objeto de esta investigación.

¿Y vosotros?, ¿habéis comprobado alguna vez la temperatura del ambiente a partir de los cantos de un grillo?

Fuente Información National Geographic.

Fuente Imágenes Stock Xchng.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.