Google+

Cómo aprender a ser más ecológicos en Navidad

La Navidad es una de las épocas más entrañables y mágicas del año, pero también una de las celebraciones más dañinas para nuestro medio ambiente debido a los excesos cometidos en cuanto al consumo de energía o basuras acumuladas por paquetes de regalos y comida sobrante. Para contribuir al cuidado de la naturaleza, hemos de enseñar a nuestros hijos a ser más ecológicos en su día a día, especialmente durante estas fechas, ¿quieres conocer algunos consejos al respecto?, entonces sigue leyendo.

ser ecológicos en Navidad

La Navidad es uno de los momentos idóneos  para educar en el amor, la amistad o la solidaridad. No obstante, en esta caja de valores fundamentales, también podemos incluir el del respeto por el medio ambiente.

Consejos para hacer la Navidad más ecológica

Para hacer de la Navidad una celebración más ecológica, podemos seguir algunos de estos consejos:

-Sin duda alguna, uno de los pilares fundamentales sobre los que se sostiene la decoración de nuestra casa durante estas fechas es, en muchos hogares, el árbol de Navidad. Para ser más ecológicos en este aspecto, vamos a optar, como haremos muchos de nosotros, por un árbol artificial (y no un abeto natural) que podamos reutilizar por muchos más años hasta que su deterioro sea notable.

Evitemos hacer uso de luces de colores que tengamos que encender cada cierto tiempo, porque ello supondrá un gasto de energía innecesario. En el caso de que uses luces, procura que sean de bajo consumo.

En España ya no se talan abetos para disponerlos en nuestros hogares durante estas fechas, un hecho que sí se da, por ejemplo, en la sociedad estadounidense, pero podemos encontrar una producción específica de abetos destinados para tal fin. En el caso de que optemos por esta alternativa, hemos de prestarle todos los cuidados que se merece, puesto que ya estamos hablando de un ser vivio.

ser ecológicos en navidad consejos

Cuando lo lleves a casa, lo mejor es plantarlo en una maceta y mantenerlo en una habitación a una temperatura baja. Además hemos de regarlo periódicamente todos los días humedeciendo sus hojas con un pulverizador. Una vez concluidas las fiestas, ¿qué hacer con el abeto?, podemos entregarlo a un centro para que se replante si nuestro árbol tiene raíz, o bien, optar por un servicio de recogida que todo Ayuntamiento nos puede facilitar.

-Todos los motivos ornamentales que utilicemos, han de ser reutilizados, siempre que se encuentren en unas condiciones adecuadas, para otros años. Con esto se hace referencia a las bolas, peluches, muñecos, luces del árbol, figuras del Belén, etc.

Lo peor que podemos hacer es comprar todos los años nuevos artículos de navidad y arrojar a la basura los del año anterior, porque eso no solamente supondrá un mayor gasto económico para nuestra economía familiar, sino también un duro golpe para el medio ambiente por la cantidad de basuras que vamos a acumular.

Los pequeños han de aprender que no siempre se puede comprar todo lo que se quiere y que hay que reciclar y reutilizar. Esto último les ayudará a saber ahorrar y no entrar en una dinámica consumista y derrotista cuando lleguen a su vida adulta.

ser ecológicos Navidad

-Para los regalos, podemos optar por las creaciones manuales, en las que dedicaremos buena parte de nuestro esfuerzo y de nuestro tiempo, por el mero hecho de agradecer a la otra persona lo que nos ha apoyado o, simplemente, para decirle cuánto la queremos.

Las tarjetas de felicitación, ropa confeccionada a mano, cuadros en punto de cruz, peluches, filigranas de papel y mucho más pueden ser un complemento económico y ecológico a los regalos principales. Los niños aprenderán a valorar mucho más lo que se ha invertido en este tipo de creaciones, que lo adquirido en unos grandes almacenes.

-En cuanto a la comida, vamos a intentar no cometer excesos, algo muy habitual en la dieta navideña. En primer lugar,  no tiremos la comida, guardémosla para después de las fiestas, siempre nos sacará de algún apuro cuando no sepamos qué cocinar.

ser ecológicos comida navidad

Este hábito enseñará a los niños a aprovechar la comida sobrante y no tirarla a la primera de cambio. También podemos introducir productos ecológicos en nuestros platos, una experienca nueva para algunos, con la que además de aportar menos toxinas a nuestra salud, contribuiremos a la protección del medio ambiente.

En cualquier caso, opta siempre por productos frescos y no precocinados, ya que suelen estar envasados. Recuerda que este tipo de envoltorios son especialmente dañinos para la naturaleza.

-Los juguetes son uno de los regalos preferidos para nuestros pequeños. Para ser más ecológicos, optemos por artículos instructivos y pedagógicos, procurando que no use pila para su funcionamiento, ya que además de ayudar al niño a implicarse más en el juego, ahorrarás dinero y evitarás el impacto negativo que este tipo de productos tienen sobre el medio.

-A la hora de comprar, siempre adquiere el contenido y no el envase, pues son un problema considerable para el medio. Recuerda que un 80% de la basura postnavideña la constituyen los envases frente al 20% de residuos orgánicos.

¿Y vosotros?, ¿qué otras lecciones o recomendaciones aportaríais a vuestros hijos para ser más ecológicos en Navidad?

Imágenes Taringa.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print