Cómo mantener unos dientes blancos

La higiene bucal, más allá de una simple función estética, supone un aspecto primordial que incide en el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Por este motivo, en las próximas líneas te contamos cómo elaborar tus propias pastas de dientes de una forma natural y alejada de sustancias artificiales, ¿quieres saber cómo?, entonces sigue leyendo.

 

 

Antes que nada, una de las medidas que debemos tomar previamente para gozar de una boca y unos dientes blancos y sanos es acudir al odontólogo, al menos, dos veces al año, aunque estas revisiones periódicas no servirán de mucho si nosotros mismos no nos limpiamos los dientes dos o tres veces al dia, principalmente después de ingerir alimentos, antes de acostarse y al levantarse.

Son muy diversas las cremas naturalesque se pueden elaborar de forma naturalpara combatir la presencia de bacterias en nuestra boca y principales responsables de las caries. Estas cremas o pastas de dientes  ayudarán a fortalecer nuestras encías y el esmalte o, por otro lado, hablamos de enjuagues que mantengan en la boca ese grado de acidez necesario para impedir la formación y desarrollo de gérmenes que además de afear nuestros dientes y afectar a nuestra salud, generan mal aliento.

En nuestra boca conviven muy diversas colonias de hongos y bacterias , las cuales no llegarían a desarrollarse demasiado gracias a la saliva, que contiene los anticuerpos necesarios que frenan su desarrollo. No obstante, cuando esas colonias crecen más de lo normal, generan infecciones o problemas bucales. Por ello es fundamental la higiene de nuestra boca, para lo cual la naturaleza nos proporciona muy diversos recursos.

A contiuación os exponemos algunas pastas de dientes que podéis elaborar de forma casera y acompañar en vuestro cepillado para gozar de unos dientes blancos, sanos y bellos:

1) Pasta de Dientes Blanqueadora y antiplaca

– Para esta pasta se precisan de ingredientes como Glicerina líquida, bicarbonato de sodio, arcilla blanca y salvia.

 

 

 

 

-Para su elaboración, en primer lugar hay que realizar una decocción con dos hojas de salvia en medio vaso de agua durante 10 minutos. Posteriormente, colamos y mezclamnos el líquido obtenido con una cucharada de bicarbonato de sodio y medio vaso de glicerina líquida. Removemos muy bien y añadimos arcilla blanca hasta lograr una pasta. Lo guardamos todo en un recipiente de cristal. La salvia se utiliza para curar llagas y úlceras. El bicarbonato de sodio sirve para lograr ese efecto blanqueador de los dientes, mientras que la arcilla blanca es un limpiador suave y la glicerina un hidratante.

2) Pasta para dientes sensibles

-Ingredientes: glicerina líquida, zumo de aloe, arcilla blanca, clavo y aceite de sésamo.

-Preparación: hacemos una infusión con 5 gramos de clavo en un vaso de agua durante 5 minutos y tapada. En un cuenco de cristal vertemos  una cucharada de zumo de aloe vera, otra de aceite de sésamo y medio vaso de glicerina líquida. Removemos bien hasta que mezclemos todos los ingredientes y añadimos la arcilla blanca hasta lograr una pasta ni demasiado líquida ni demasiado espesa. Guarda la pasta de dientes en un recipiente de cristal.

3) Enjuague bucal de frutos del bosque

-Ingredientes: hojas de arándano azul, hojas de fresa, zumo de arándano rojo y zumo de grosella negra.

-Preparación: vertemos en un vaso, medio zumo natural de arándono rojo y grosella negra, a partes iguales y lo ponemos a calentar. Cuando empiece a hervir, añadimos dos hojas secas de arándano azul y dos de hojas de fresa. Lo dejamos en ebullición 5 minutos y luego enfriar. Nos enjuagamos la boca llenándola con la infusión, haciendo buches y escupiendo después para acabar con el preparado. Este enjuague es fundamental para las llagas bucales.

 

 

 

4) Pasta de dientes infantil

-Ingredientes: glicerina líquida, arcilla blanca, extracto de propóleo, aceite esencial de pomelo, extracto de sabor a plátano.

-Preparación: vertemos sobre medio vaso de glicerina líquida dos gotas de extracto de propóleo, una gota de aceite esencial de pomelo y media cucharadita de extracto de sabor a plátano. Mezclamos y añadimos la arcilla blanca poco a poco hasta lograr una pasta poco espesa. Esta preparación evitará la formación de sarro y caries y el sabor a plátano lo hace atractivo para los niños.

¿Y tú?, ¿conoces alguna otra pasta de dientes elaborada con ingredientes naturales?

Fuente Imágenes Clinica MedicalDent y BuenaSalud.net

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.