Cómo saber si los alimentos son ecológicos

Cuando acudimos al mercado para realizar nuestras compras habituales , si nos fijamos,  las secciones de alimentación ecológica cobran cada vez un mayor protagonismo. Pero, ¿todo lo que nos venden es realmente ecológico?, ¿cómo podemos estar seguros de ello?

Desde SaberNatura te contamos cómo identificar esos productos y evitar que nos engañen

 

La alimentación constituye una de las bases fundamentales para un buen estado de salud y correcto funcionamiento de nuestro organismo. Si en nuestra dieta diaria incluimos productos ecológicos, estaremos contribuyendo a gozar de una vida saludable.

Lo cierto es que los alimentos biológicos u orgánicos son consumidos por un número cada vez más importante de la población a nivel mundial. Se podrían definir como productos obtenidos a partir de métodos de trabajo tradicionales, que no se han servido de productos químicos, ni en su producción ni en su elaboración. En esta clase de agricultura ecológica no está permitido el uso de semillas transgénicas.

No olvides que al consumir este tipo de alimentos no solamente estarás mejorando tu salud física, sino que además contribuyes a la protección del medio ambiente, ya que en su proceso de elaboración se está prescindiendo de abonos químicos y otras sustancias tóxicas que dañan sobremanera nuestro medio y los seres vegetales y animales que habitan en él.

 

Sin embargo, como decíamos en líneas anteriores, muchas veces no es posible identificar tan fácilmente los productos ecológicos de los que no lo son, a pesar de que en el envase o envoltorio se afirme tal particularidad. Lo cierto es que la Comunidad Europea ha fijado una serie de normas y límites legales a la agricultura ecológica. En España,  cada Comunidad Autrónoma adapta estas normas europeas a sus propias leyes por medio de determinados organismos que se van a encargar de la supervisión de todo el proceso de producción y elaboración de los prodcutos. Es decir, se van a encargar de controlar minuciosamente la selección de las semillas, el cultivo, la transformación, el almacenaje y la distribución

Todos estos organismos son los encargados de proporcionar a cada operador el certificado de control y así, por medio de una etiqueta,   demostrar que el producto adquirido en el mercado es realmente  ecológico. Cada Comunidad Autónoma dispone de una imagen o logotipo característico, pero en todas ellas deberá aparacer recogida la siguiente frase: «Código de la autoridad de Control«. En el caso de Cataluña se identificará con ES-CT-AE, una abreviación de España-Cataluña-Agricultura-Ecológica. A nivel europeo hay otros organismos como Ecocert, IMO, Öko-Kontrollstelle.

 

Por lo tanto, ya sabes, no te puedes fiar de aquellos productos que afirman ser ecológicos pero carecen de estas etiquetas con sus corrospondientes códigos de la autoridad de control. Lo cierto es que para que un producto sea totalmente biológico, todos sus ingredientes deben proceder de la agricultura ecológica. No obstante, esto no sucede en todos los casos. Posiblemente, haya algún ingrediente de los muchos que componen el producto que no haya sido sometido a tratamientos ecológicos. Esto último también debe ser indicado al consumidor en el envase. La manera de informar sobre ello es que aquellos procedentes de dicha agricultura irán acompañados de un asterico como este *

A partir de ahora, presta especial atención a lo que compras en el mercado, si es que tu intención es adquirir productos ecológicos.

Fuente Imágenes 1 y 3 Stock Xchng

Fuente Imagen 2 coato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.