Cómo utilizar los aromas naturales en casa

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de la fabricación de nuestros propios aromas y ambientadores caseros. Sin embargo, no queda muy estético tener la mezcla en un cuenco. Así que hoy te damos un par de ideas para que decores tu casa con los ambientadores.

Los aromas naturales y mezclas caseras pueden dejar un agradable olor en cualquier rincón de nuestro hogar, pero a veces pecamos de sencillos y pensamos que un cuenco con la mezcla en nuestra repisa o en cualquier superficie puede ser suficiente. No siempre lo es, porque algunos lugares son peligrosos: están al alcance de los niños y las mascotas, o puede ser frágil y caerse por algún descuido.

Una idea muy decorativa para que no nos suceda esto es usar pequeños frascos de vidrio. Para que sea aún más original, podemos personalizarlos con cintas, lazos o pequeñas tarjetas indicando el aroma.

Lo que también podemos hacer para que el olor se extienda por un espacio más amplio, es utilizar pequeños palos finos de madera, e introducirlos en el frasco. ¿Por qué se hace esto? La lógica es muy simple: el aceite o la mezcla de nuestro ambientador casero impregnará el palito, e irá subiendo para distribuirse a lo largo de él. De esta forma, el frasco quedará más cerrado que en un cuenco, y no correrá el peligro de derramarse por ningún lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.