Google+

Consejos para el cuidado de nuestros pies

Uno de los problemas que tenemos en esta época del año especialmente es la del cuidado de nuestros pies, cuya salud se ve comprometida con el uso de sandalias y demás calzado para el verano. Por ello os vamos a aportar una serie de consejos con los cuales mantenerlos cuidados, y por supuesto saber a lo que nos tenemos que enfrentar.

pie 2

Vamos a cuidar de nuestros pies para poder lucirlos de la mejor manera posible. Nos tenemos que enfrentar a muchos problemas típicos en esta zona de nuestro cuerpo, muy sensible si tenemos en cuenta que los usamos siempre. Un caso muy molesto es el de las ampollas (una inflamación de la piel con líquido dentro), que siempre recomendamos no explotar y que se recuperen de forma natural.

Por ejemplo, para el caso de los talones agrietados, debemos recurrir a la piedra pómez para eliminar toda la piel muerta que se crea ahí. Una vez a la semana es suficiente, y mejor si es después de la ducha aunque también es recomendable el uso de algún tipo de crema posteriormente para humedecer y para evitar roces.

Las durezas se crean cuando hay fricción entre nuestro pie y el calzado, como método de protección. Si queremos eliminarlo tendremos que recurrir a algún tipo de lima o rascador para, igualmente, eliminar esa piel muerta y hacer lo mismo que en el caso anterior: aplicar crema una vez realizado lo anterior.

Las uñas también es un asunto peliagudo. En cada persona tiene un ritmo distinto de crecimiento pero en términos generales hay que cortarlos cada 3 semanas y con mucho cuidado especialmente en las esquinas para que no tengamos problemas de que se incrusten en la piel. El consejo es el de uñas no muy cortas y bordes rectos.

ampolla 1

Otros consejos que queremos añadir y que también son muy importantes: evitar que estén expuestos al sol durante largos periodos de tiempo (es como cualquier otra parte del cuerpo, el sol en exceso daña la piel), bañarlos cada dos semanas con contrastes de agua fría y caliente, usar un calzado correcto, masajearlos con su correspondiente crema…

Vosotros también podéis aportar consejos dejando un comentario en el post para que así puedan leerlos los demás lectores.

Fuente imágenes: Wikimedia

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print