¿Cuál es más sano, el alimento orgánico o el biológico?

Eso es lo que se extrae del último trabajo de investigadores de la Universidad de Stanford (EEUU), un estudio de estudios en el que han visto que los alimentos orgánicos, también conocidos como ecológicos, no son, como se pensaba, más sanos que los biológicos.

El estudio, publicado en la revista Annals of Internal Medicine, se compone de más de 200 investigaciones relacionadas con el tema, y como resumen muestran puntos interesantes como que los productos que se cultivan de una manera más ecológica cuenta con menor número de pesticidas (estaríamos hablando de un 30% menos), aunque los biológicos están también por debajo de los límites saludables.

En lo relacionado con las vitaminas, las grasas o las proteínas tampoco encontraron diferencias de importancia, y que sobre los gérmenes y bacterias, las probabilidades de contaminación bacteriana en alimentos es la misma, aunque en carnes no orgánicas el riesgo de que sean resistentes a los antibióticos es un 33% mayor.

Lo que sí han reconocido que aporta más en términos de salud los alimentos orgánicos es el fósforo, pero no lo han tomado como importante porque hay poca gente que realmente tenga déficit de este componente. Pero tenemos que diferenciar algo, se habla de salud, no de sabor ni de que sea respetuoso con el medio ambiente.

Por supuesto los productos orgánicos tienen un sabor mucho mejor que los biológicos, además de que tratan de ser amigables con el entorno, pero quieren dejar claro con el estudio que no hay ninguna diferencia significativa en el mundo de la salud.

Ahora bien. Debemos tener en cuenta que el mercado de los alimentos orgánicos está creciendo a gran velocidad. En EEUU supone el 4,2% de la venta de alimentación total (en 1996 movía casi tres mil millones de euros y en 2011 más de veinticinco mil millones), y por supuesto los ecologistas no están muy de acuerdo con los resultados del meta-análisis.

Por ejemplo, comentan que podrían encontrar numerosos estudios que afirman lo contrario, que los alimentos orgánicos tienen mayor concentración de otros elementos como las vitaminas, minerales… además de que su conservación es mayor. Lo que está claro es que esto es una pequeña batalla de las muchas que habrá entre alimentos orgánicos y biológicos.

Fuente imagen 1: EuropaPress

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.