Google+

Cubiertas verdes para ahorrar energía

La disposición de cubiertas verdes o ecológicas sobre las viviendas repartidas en un entorno urbano determinado, además de reducir los niveles de contaminación y protegernos frente al ruido característico de las grandes ciudades, disminuyen hasta en un 50% el consumo de energía según estudios recientes.

Cubiertas verdes para ahorrar energía

El incremento en las emisiones de CO2 a la atmósfera, el deterioro al que están expuestas las zonas verdes más cercanas a las grandes concentraciones urbanas, así como el considerable gasto energético para muchas de las actividades que realizamos en nuestro día a día son algunos de los obstáculos o problemas de especial gravedad para nuestra salud y medio ambiente con los que nos encontramos en nuestra vida diaria en la ciudad.

La utilización de cubiertas verdes en los techados de las viviendas o de cualquier otro tipo de edificio puede aportarnos grandes ventajas a este respecto. Como decíamos en líneas anteriores, nos puede ayudar a reducir los niveles de contaminación, ya que actúan como una especie de filtro que ayudará a retener los elementos tóxicos, además de que estas cubiertas vegetales reducen la reflexión sonora hasta en 3dB, alejándonos de molestos ruidos propios de la ciudad. Igualmente retienen hasta el 90% de las precipitaciones, siendo devuelta una gran parte de este agua de lluvia a la atmósfera y la parte restante fluirá de forma paulatina por los sistemas de desagüe.

No obstante, otra de las muchas ventajas que nos ofrecen las cubiertas verdes la encontramos en cuanto al ahorro del consumo energético en un 50%, al menos asi lo ha demostrado un nuevo estudio realizado por la Escuela Técnica de Ingeniería Agronómica y del Medio Naturalde la Universidad Politécnica de Valencia, a través de su Departamento de Ingeniería Rural y Agroalimentaria y la empresa Projar.

Cubiertas verdes para ahorrar energía

Además han determinado que estas cubiertas vegetales juegan un gran papel en climas mediterráneos como el nuestro, ya que nos permitirán ahorrar entre un 20 y un 50% el consumo energético necesario para la refrigeración del propio edificio. Igualmente y gracias a las mejoras de la calidad del aire que propician estas cubiertas, no solo son beneficiosas para nuestro medio ambiente, sino también para nuestra propia salud.

Con este novedoso estudio se pretendía confirmar los efectos beneficiosos de las cubiertas vegetales con datos oficiales a nivel internacional y en diferentes tipos de climatologías. El mismo estudio vuelve a confirmar sus beneficios para mejorar el aislamiento acústico y reducir la contaminación que indicábamos en líneas anteriores.

Imágenes Terra y MujerHoy.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print