Cuidado con el jarabe de maíz

Según una investigación de las Universidades de Oxford y del Sur de California, hay una relación entre el consumo de alimentos con jarabe de maíz de alta fructosa y la aparición de la diabetes tipo 2

Son muchos los investigadores alrededor del mundo que realizan estudios que sean de utilidad a la hora de evitar o ayudar a curar las enfermedades existentes. La diabetes es una de estas enfermedades, que, siendo crónicas, hay apenas esperanzas de que se llegue a curar (hoy en día). Por eso, en muchas ocasiones, lo fundamental es la prevención. Aunque existen factores de riesgos genéticos, muchas veces una alimentación sana y hacer ejercicio diario ayuda a prevenir ciertas enfermedades.

El estudio al que nos referimos en este caso, fue publicado en la revista Global Public Healthy como hemos dicho anteriormente, fue fruto de la colaboración entre una universidad americana (la Universidad del Sur de California), y una británica (Oxford). En el artículo, titulado como «Jarabe de maíz de alta fructosa y la prevalencia de la diabetes: una perspectiva global«, se explica la correlación entre los países con mayor consumo de esta sustancia, y el porcentaje de enfermos de diabetes tipo 2.

Uno de los autores del estudio, el doctor Michael I. Goran, cree que, de ser ciertas las conclusiones de la investigación, el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), «puede plantear un problema de salud a escala mundial».

Se ha afirmado que el país que más consume este componente es Estados Unidos. Y es que el JMAF se utiliza para dar dulzura a algunos alimentos, como alternativa al azúcar. Pero llega a ser «más dañino que el azúcar natural», afirma el doctor Goran. Así, muchos productos como mermeladas y caramelos tienen cierta cantidad de JMAF, pero también se utiliza en bebidas carbonatadas y refrescos porque ayuda a conservar el sabor y la consistencia de estos líquidos. Lácteos, salsas y condimentos, e incluso frutas y verduras que hayan sido enlatadas, como la salsa de arándanos, compota de manzana o las judías en lata.

Fotografías: thegoutkiller, viewzone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.