Deportes olímpicos de invierno con trineo

Ya estamos entrando de lleno en el invierno, y por ello es el mejor momento de hablar de los deportes que se practican en esta época del año. En esta ocasión vamos a hablar de distintas formas en que se ejercen utilizando el mismo elemento: el trineo.

El trineo es un vehículo que está formado con esquís o con cuchillas y se desplaza utilizándolos en elementos tales como la nieve o el hielo. Aquí en España no es muy común su utilización pero además de ser una forma de diversión en la nieve con los niños se utiliza de distintas maneras como modalidades olímpicas.

Vamos a hablar brevemente de los tres deportes olímpicos en los que se utiliza el trineo para su práctica. Ellos son el bobsleigh, el skeleton y el luge. Comenzamos por el más conocido de ellos, el bobsleigh.

El bobsleigh es un deporte en el que los pilotos se suben al trineo y tienen que recorrer un recorrido lleno de curvas descendiente tratando de batir el mejor tiempo en dos mangas. Tenemos dos modalidades de bobsleigh según el número de personas que se monten en el trineo: dos o cuatro. Es bastante peligroso su práctica y aunque su seguridad es muy alta los accidentes son comunes. Las claves de este deporte son la aerodinámica a la hora de descender y el momento de la salida, ya que los tripulantes tienen que empujarlo para que coja ritmo.

También es muy conocido el skeleton. Es el más antiguo de las tres modalidades y en este caso la práctica es individual: el deportista corre con el trineo en la salida para coger velocidad y luego se lanza posicionándose encima de él boca abajo. Por ello, como en el caso anterior, es importante la salida y cómo nos posicionamos posteriormente para la aerodinámica, lo más plano posible. Para las curvas el resbalador carga su cuerpo hacia un lado u otro. También tiene su riesgo.

Y por último tenemos el luge, en francés trineo ligero. Tiene semejanzas a los casos anteriores, pero en esta ocasión el deportista se lanza tumbado boca arriba y poniendo los pies por delante, y con unas bridas que están conectados a la parte delantera del trineo (además de con su cuerpo) pueda realizar los cambios de dirección. Esta modalidad se puede practicar individualmente o en parejas, y el peso del trineo varía entre los 23 y los 27 kilos. En todos los casos se buscan equilibrar las cosas con respecto al peso de cada participante.

Fuente imagen 1: fondosparapantalla.com

Fuente imagen 2 y 3: zonagravedad.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.