Google+

El cuidado de la Flor de Primavera

En el día de hoy vamos a hablar de una flor muy común ahora que nos estamos acercando a la primavera. Y nunca mejor dicho porque  nuestro protagonista va a ser la conocida como Flor de Primavera (que podéis ver en las imágenes de más abajo) y os vamos a contar cosas sobre ella y como podemos cuidarla.

Su nombre científico es Prímula Veris y lo podemos encontrar en lugares húmedos o con poca vegetación (o también en nuestros hogares). Está protegida en varios lugares del continente pero aquí en España es muy común, lo podemos encontrar en multitud de lugares de la Península Ibérica.

Como veis en las fotos, está caracterizada por hojas arrugadas y con flores de colores como el amarillo o el morado. En este caso están acompañados de varios cactus de las que no tienen espinas pero lo que nos interesa es saber más sobre la flor. Porque tiene algunos apuntes muy interesantes.

Por ejemplo que es comestible. La podemos utilizar en ensaladas, como verdura, rebozadas, acompañadas de carne… aportan un sabor con un toque amargo pero que puede resultar agradable para nuestros paladares. También las podemos usar como infusiones o té, aunque con resultados un tanto sedantes.

Y aún más, esta planta tiene propiedades medicinales. Sus partes más importantes para ello son la raíz y las flores. En el primero de los casos se utiliza para expulsar secreciones de bronquios o faringe (para procesos gripales) además de tener propiedades contra los nervios o antirreumáticas.

Con las flores, gracias a su poder sedante, se usa para dolores de cabeza como son las migrañas, o también para la relajación, con infusiones como la que ya he mencionado. Las otras partes de la flor también se pueden usar pero las importantes son estas dos.

Ahora es el turno de sus cuidados. Le viene bien el estar al sol, pero no en verano que tiene mayor impacto. Le pasa igual con el frío, lo aguanta pero no las condiciones extremas. Necesita de cierto grado de humedad por lo que hay que regarlo al menos una vez al día (sobretodo cuando veamos que lo requiere). Y mucho cuidado con lo bichos y los hongos.

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna primavera?

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print