El diésel ahora provoca cáncer

Es un tema de salud, de actualidad, relacionada con el mundo del motor… es un tanto curioso como una de las formas de combustible que tan bien se veía ha pasado de blanco a negro en un abrir y cerrar de ojos. Se acaba de descubrir que el diésel provoca cáncer.

Comenzamos por el inicio. El motor diésel es un motor térmico de combustión interna funcionando mediante la ignición del combustible y las altas presiones. Por la compresión del aire se consigue la puesta en marcha. Y uno de sus puntos fuertes es que no era tan perjudicial tanto para el medio ambiente como para el ser humano comparándolo con la gasolina.

Pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de mostrar algo que ya mostraron posible hace 14 años, que el humo de los motores diésel provoca cáncer, situándolo a la misma altura que otros productos cancerígenos como el arsénico, el asbesto, las bebidas alcohólicas, el tabaco o el gas mostaza.

El gas que provoca este tipo de combustión ha pasado de tener una categoría 2A en la escala de cancerígenos al grupo 1, donde se encuentran las sustancias que ya han sido probadas que tienen influencia directa en la creación de cánceres. El cáncer que se destaca en este caso, como en la mayoría que trata de absorción de humos, es el de pulmón, pero además a éste se añade los posibles casos de cáncer de vejiga o estomacal.

Los gases que destacamos que emiten este tipo de motor son los famosos monóxido de carbono y dióxido de carbono, el dióxido de sulfuro, el óxido de nitrógeno además de otras partículas en suspensión.

El mayor problema de todo esto viene a que ahora se recomienda que la exposición a este tipo de gas se vea reducida drásticamente en todo el mundo. Y por poner un ejemplo, en España de todos los coches que se matriculan en la actualidad aproximadamente un 70% son diésel.

Es una cifra que ha ido en aumento porque supuestamente era menos contaminante y menos perjudicial que la gasolina (además de más barata), por lo que el cambio que se debería tener va a ser muy complicado, a no ser que se tomen medidas serias en cuanto a ello, para reducir las emisiones de este gas en el aire.

Fuente imagen 1: news.sky.com

Fuente imagen 2: EuropaPress

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.