El escarabajo se refresca usando las bolas de estiércol

El principal objetivo que pensábamos que tenían las bolas de estiércol para los escarabajos era el de alimentarse con ellas, y por eso se las veía tan felices rodando con ellas para que no se las quitaran. Pero un nuevo descubrimiento muestra que esa no es la única utilidad de esas bolas.

Y es que una investigación publicada en la revista ‘Current Biology’ ha desvelado que las bolitas de porquería que hacen estos pequeños insectos también les sirve para mantenerse frescos y protegerse del calor que desprende el suelo. Esto lo hacen subiéndose a la pelotita, que al estar húmeda les proporciona el frío que necesitan.

Uno de los autores del trabajo, el profesor Marcus Bryne de la Universidad de Wits (Sudáfrica), comenta sobre ello que «los escarabajos se colocan en la parte superior de sus bolas cuando sus cabezas y patas delanteras se sobrecalientan» además de que este comportamientos lo efectuaban por la mediodía: «nos topamos con este comportamiento por accidente mientras observábamos una danza de orientación que los escarabajos realizan en la parte superior de sus bolas para calcular hacia dónde se dirigen. Notamos que se subían a sus bolas mucho más a menudo en el calor del Sol del mediodía» añade.

Otra de las cosas llamativas que vieron y que llevaron a esta conclusión es que los escarabajos que pisaban suelo caliente se subían a la bola siete veces más que los que estaban en tierra fría, y para comprobar esto lo que hicieron fue colocar en las patas delanteras de los escarabajos unos zapatitos de silicona, para mantenerlos más frescos.

Al ponerlos lo que vieron fue que los escarabajos que llevaban estos zapatos se subían a la bola de estiércol con menos frecuencia que lo hacían con anterioridad, funcionando y corroborando los pensamientos que se tenían.

Esto en sí ya es curioso, pero lo es más que este descubrimiento supone el primer ejemplo que se tiene de un insecto utilizando un refugio térmico móvil como el mostrado aquí. Apreciamos en estos detalles el ingenio que pueden llegar a tener los animales en la naturaleza.

Fuente imagen 1: ABC

Fuente imagen 2: EuropaPress

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.