Google+

El fracking como riesgo para la salud

En estos días está muy de moda el término “fracking”, una forma muy agresiva de extraer el gas. Ya os mostramos una de las caras de esta actividad y ahora vamos a verlo desde otro lado: el del riesgo que esto puede conllevar para nuestra salud.

En muchos lugares de España se quiere realizar este acto, como por ejemplo en Cantabria o en la Comunidad Valenciana. Por un lado supone una gran fuente energética, pero a un precio. El número de inconvenientes que conlleva es muy preocupante y uno de ellos está relacionado con nuestra salud. ¿De qué manera?

De varias razones podemos hablar. Uno de ellos es la contaminación del agua, ya que esta práctica utiliza del agua a presión para perforar rocas y extraer el gas deseado. Este agua fácilmente se puede llegar a mezclar con agua potable consumida por ciudadanos cercanos a la zona (se almacena el agua residual pero cualquier problema puede llevar a filtraciones) generando problemas sanitarios.

Las filtraciones, con el fracking se ha comprobado que el índice de terremotos aumenta considerablemente, con los inconvenientes que ello conlleva. Esto podemos incluirlo en el impacto medioambiental de la actividad pero queremos centrarnos en el tema de la salud.

Añadimos al problema del agua el de los gases. Es algo con el que conseguimos gas natural, muy eficiente energéticamente hablando. Pero estos gases son perjudiciales para nosotros, como por ejemplo el gas metano (parte esencial del gas natural) que no es tóxico en sí pero si es altamente inflamable, es asfixiante y junto con otros elementos puede generar explosiones.

Es un contaminante para la capa de ozono además de un posible contaminante de acuíferos con los aditivos tóxicos y cancerígenos que se usan, movimientos sísmicos en la zona, riesgos de explosión… la lista es larga y en este punto está la decisión de que es mejor, si obtener una nueva fuente energética y no depender tanto de otras, o evitar estos hándicaps.

Son pocas las razones por las que disfrutar de esta fuente de energía, y muchas las desventajas de realizar tal acto. Y vosotros, ¿qué pensáis sobre el fracking?

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print