Google+

Enya canta a la Naturaleza

El alegre canto de los pájaros, el susurro del riachuelo que recorre la ribera próxima a un frondoso bosque o el temible rugido de la tormenta acompañado del repiquetear de las primeras gotas de agua en una fría tarde otoñal son algunos de los sonidos que emanan de las muchas composiciones musicales de la creadora y cantante irlandesa “Enya”, cuyo nombre original es Eithne Ni Bhraonain.

enya canta a la naturaleza

Para esta artista, nacida el 17 de mayo de 1961 en Donegal, Irlanda, la naturaleza en su máximo esplendor se ha convertido en el telón de fondo de muchas de sus canciones. La popular compositora se dio a conocer hace algunos años en 1986 con su primer disco  basado en el argumento de una prestigiosa serie documental de 6 capítulos de la BBC sobre los misteriosas y ancestrales  tribus celtas, de ahí que su álbum inicial, con el que pasaría un tanto desapercibida, se denomianse “The Celts”, (Los Celtas). Estos pueblos, casualmente, guardaban una conexión especial con la Madre Tierra, de cuyos recursos se aprovechan para muchos de sus quehaceres diarios.

Bien es cierto que estos pueblos, así como la esencia de su magia, sus costumbres y tradiciones, el amor, las leyendas o la fantasía que conecta directamente con el universo de los seres elementales, también conocidos como elfos, ninfas, pléyades o duendes,  constituyen uno de los principales apoyos en los que se basan los argumentos de muchas de sus obras musicales. Este mundo esotérico y fantástico lo reflejó con éxito en sus canciones “Aníron”“May it Be”, la cual recibió un Óscar a mejor Banda Sonora para la primera parte de la Trilogía de” El Señor de los Anillos, la Comunidad del Anillo”.

enya naturaleza

 

No obstante, además de estas diversas temáticas, se podría decir que, en su amplia mayoría, las letras de sus canciones nos trasladan a unos parajes naturales de ensueño y donde sus seres animales o vegetales se convierten en sus princiaples protagonistas. El cuarto disco que sacó a la venta en el año 1995,  bajo la denominación de “The Memory of Trees” (“La Memoria de los Árboles”) alude y da cuenta de la sabiduría que guardan tras su dura y resistente corteza los grandes árboles milenarios.

 

enya en el bosque

Los astros también juegan un papel importante. Por ejemplo, la luna  se convierte en protagonista de su tercer álbum denominado  “Shepherds Moons” lanzado en 1991, una obra que la consagrará a nivel mundial.

También, elementos como el agua o el aire son dueños absolutos de algunas de sus muchas composiciones. Por ejemplo, su segundo álbum titulado “WaterMarket”(“La señal del Agua”), cuyo éxito tanto artístico como musical fue inmediato,  se hace eco de las tormentas arrastradas desde el continente africano (“Storms in Africa”) o del alegre cantar de los riachuelos (“River”). Además, en esta nueva obra musical se fusiona el inglés con tres temas cantados en gaélico y  en latín.

Tal y como podemos comprobar en temas mencionados anteriormente como “Storms in Africa”(Tormentas en África”),  los fenómenos atmosféricos, especialmente propios del otoño y el invierno como la lluvia o las tormentas, así como las estaciones del año son también recursos que se recogen en cada letra de sus mágicas y ensoñadoras composiciones.

Sin ir más lejos, en uno de sus últimos discos de finales de 2000, titulado “A day Without the Rain”(“Un día sin Lluvia”) , las precipitaciones y la estación otoñal (“The First of Autumn”) son algunas de las claves predominantes. A continuación os mostramos el videoclip de uno de sus singles llamado “Only Time”:

Finalmente, las flores guardan un lugar también muy especial en muy diversas canciones compuestas e interpretadas por la cantante irlandesa. Su último trabajo de 2005, “Amarantine”, lleva por título una palabra, cuyo significado procede de una lengua muy antigua referido a la eternidad .

En México,  el amarante era una flor utilizada por los antiguos aztecas en muchos de sus rituales para que su Astro Rey, el Sol, renaciera un nuevo día. Muchos poetas en la antigüedad utilizaron esta palabra para referirse a la flor que “regresaba de la muerte y renacía nuevamente”. No obstante, en este último caso,  la flor a que da nombre este” single” de su último disco combina el repeto y admiración hacia las plantas con el amor que se puede llegar a profesar hacia otra persona.

 enya canta en la naturaleza

Su último trabajo, datado del año 2008, vuelve a recurrir a las estaciones del año para relatar sus historias. En esta ocasión, el invierno es el centro de atención de la cantante.- En un principio,  se esperaba que este nuevo disco fuera dedicado a la magia y ensoñación de la Navidad, pero a medida que se iba desarrollando se optó por dedicarlo al Invierno específicamente. Su título no podía ser otro que “And Winter Came”( “Y el Invierno llegó”).

enya para el invierno

Su música, en definitva, da cuenta de la admiración que esta cantante siente por la naturaleza, a la cual no duda en convertir en núcleo indiscutible de sus obras. Pues, ¿qué hay más maravilloso que contemplar el esplendor de la naturaleza y gozar de la libertad de sus plantas y animales?

Fuente Imágenes Web Oficial Enya.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print