Google+

Excursiones en Dresde

La magia que encierran los cuentos de hadas la podrás vivir y sentir como nunca en una de las ciudades  alemanas más encantadoras y especiales de las que SaberNatura se hará eco en esta ocasión: Dresde.

Grandes fortalezas sostenidas por resistentes pilares de piedra revestidos por la arquitectura barroca y parajes naturales de ensueño recorridos por las aguas cristalinas del río Elba son algunos de los rincones más destacados de este legendario lugar. Para decubrirlo, sigue leyendo.

 

 

Dresde,  posiblemente,  sea una de las ciudades que concentra un mayor número de turistas cada año y que ya cuenta con, aproximadamente unos 511.138 habitantes. Situada en la zona norte de Alemania, Dresde se encuentra a tan solo dos horas de Berlín, la capital del país. Sus casco histórico está  dominado por una arquitectura propia del Barroco que fascina a todos los que acuden a su corazón en la ciudad, desde el cual se yergue la denominada Frauenkirsche, es decir, la iglesia  protestante de Nuestra Señora conocida por su característica cúpula acampanada. La entrada al interior de sus muros es libre y está abierta de 10 a 12 hy de 13 a 18h.

Algunos de los edificios más destacados y simbólicos de la ciudad se deben a Ausgusto II el Fuerte y, posteriormente, a su hijo Federico Augusto III, quienes mandaron levantar algunas de las obras arquitectónicas de cuidado exquisito y en las que los palacios al más puro estilo refinado parisino se convierten en su principal manifestación en el corazón de Sajonia. Un buen ejemplo de ello, que no puedes dejar de visitar es el palacio Zwinger, el cual te recordará al palacio de Versalles. En su interior se exhiben algunas de las colecciones de arte más espectaculuares y prestigiosas de la mano de artistas como Rubens, Durero, Rafaello o Rembrandt.

 

 

No obstante, si lo que te interesa es descuburir las maravillas que encierran sus parajes naturales y fundirte con la energía que emana de sus frondosos bosques, te recomendamos los sisguientes posibles itinerarios:

-Puedes utilizar tu bicicleta y aproximarte a la orilla del río Elba para iniciar una ruta ciclista rodeada por paisajes de una belleza inconmensurable. Nos estamos refieriendo al tramo de Elberadweg, el cual se extiende desde el Este de Praga hasta el Mar del Norte y es considerado como uno de los itinerarios para ciclistas de Europa más bellos.

-Otro recorrido interesante es el que abarca desde Dresde hasta el Palacio de Pilnitz, en el que podrás contemplar a lo largo de su travesía unos espectaculares y mágicos entornos dominados por viñedos. El Palacio, como muchos otros, también fue levantado por Augusto el Fuerte, quien se dedicaba a coleccionar palacios y castillos. No obstante, este lugar era muy especial para su majestad, ya que era  donde se reunía con sus amores y es que su arquitectura y bellos jardines constituyen el entorno perfecto para disfrutar de una velada romántica junto a tu pareja, de hecho muchos son los que acuden a esta zona para preparar sus álbumes de boda. Tienes la entrada libre para visitar el jardín inglés, el holandés o el japonés o por unos 3 euros podrás ver la colección botánica en la Casa de las Palmeras  o, por otros 3 euros la colección del Museo de Artes Decorativas.

-Extraordinario y colosal son algunos de los adjetivos con los que se podría calificar la naturaleza que encierra la región alemana de Suiza Sajonia. Sus entornos de piedra  y bosques llenos de vida sirvieron de inspiración para muchos reconocidos artistas que plasmaron buena parte de este paisaje en sus obras pictóricas. Este último es el caso de «El Caminante sobre un mar de nubes» por David Friedrich. De hecho, uno de los recorridos más populares es el llamado Sendero de los Pintores con unos 112 km de amplitud.

 

 

-Otra excursión por la Sajonia Suiza puede comenzar en Rathen, una pequeña aldea próxima al río Elba, hasta llegar a la popular región de Bastei después de haber atravesado un frondoso bosque. Bastei se encuentra dominado por picos de piedra, los cuales suponen un auténtico desafío para los escaladores, contabilizando más de 1.000 picos escalables, en cuyas cimas se construyó un puente en 1824.

En medio de este paraje se rodaron películas como «Las Crónicas de Narnia» o «El Lector». Cuando finalices tu excursión podrás deleitarte con la gastronomía sajona en Rathen en restaurantes como Amselgrunds Schlosschen,  especializado en la trucha de río (12, 90 euros), o de la destilería artesana de la familia Schmees,  donde te ofrecerán un aguardiente delicios elaborado con 13 sabores diferentes: el Geist von Rathen.

-No te olvides de visitar Meissen, la ciudad de la porcelana y bautizada como «oro blanco», en cuyo interior se practicaba una fórmula secreta para elaborar la porcelana que tan solo países como China o Japón conocerion hasta el año 1708, cuando los alquimistas de Augusto el Fuerte  desvelaron su secreto. Allí no te puedes perder al castillo más antiguo de Alemania,  el Albrechtburg, así como el Museo de Porcelana de Meissen en la calle Talstrasse.

Todos tus sueños podrán hacerse realidad en esta ciudad mágica rodeada por una naturaleza llena de vida y de esplendor como nunca antes lo habías visto.

Fuente Imágenes  AlexSlocker, Francisco J.González, Gonzalo MMD

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print