Fotografías Africanas de denuncia ecológica

Los vertidos de basuras y desechos tecnológicos  de los países desarrollados con dirección a continentes marginados por la sociedad mundial como África se convirtieron en el tema principal de las imágenes expuestas  en la Bienal de Fotografía Africana de la ciudad de Bamako (Malí)

 

La contaminación , los vertidos de sustancias tóxicas al mar, la acumulación de basuras, el derroche de agua y de energía son solo algunos de los actos, algunos conscientes y otros no tanto, que están perjudicando  nuestro planeta. El dolor que siente la Tierra se manifiesta en forma de fenómenos ambientales catastróficos.

Precisamente, la exposición a la que hacíamos referencia en líneas anteriores y que reunió a los más destacados fotógrafos y camarógrafos del continente africano en noviembre de 2011, tuvo como principal objetivo denunciar a través de su trabajo el deplorable estado en que se encontraban los habitantes y la naturaleza de este continente olvidado.

 

Estas fotografías reflejan,  como una hoja marchita en otoño,  el entorno circundante africano ante la presencia de montañas de basuras formadas por  aparatos eléctricos  e informáticos procedentes de los países desarrollados de Europa y Estados Unidos y que han ido a parar a un continente como  África, donde el hambre y la miseria se extienden por cada rincón. Estos grandes vertederos son los causantes de muchos de los problemas que sufre nuestro planeta.

Ante esta crírica situación, un grupo de fotógrafos africanos ha optado por presentar sus trabajos en esta novena edición de la bienal africana de Bamako, ciudad de la cultura fotográfica por excelencia, para denunciar esta atmósfera cargada de miseria y desolación.

 

Así, en esta exposisión fotográfica se pudo ver el trabajo encomiable y de denuncia frente a estas situaciones de abuso de nuestro planeta a través de profesionales como la fotógrafa de Burkina Faso, Nyaba León Quedraogo, en un imagen sobrecogedora que nos muestra a un niño africano corriendo entre unos escombros calcinados en mitad de un espacio desolador y dominado por humaredas sombrías y contaminantes. La obra en cuestión forma parte de su serie «El infierno de Cobre» (ver imagen 2), donde se da cuenta de esa basura del viejo y el nuevo continente concentrada en el gran vertedero de Accra, capital de Ghana.

También se reflejan fenómenos naturales que se originan en respuesta a esta contaminación en una fotografía realizada por Nyani Quarmyne, donde se muestra a un habitante de la villa de pescadores de Ghana que contempla desde el tejado de su casa cómo su hogar es engullido por la arena mientras el agua del mar avanza por toda la aldea. La obra es «Cambio Climático». Otro fenómeno devastador queda recogido en «Una mirada»(ver imagen 3) del fotógrafo y cineasta Kiripi Katembo donde se reflejan  las inundaciones en la capital de Kinshasa.

 

La destrucción de la región natural del Delta a manos de la contaminación también queda recogida en la obra del fotógrafo Akintunde Akinyele perteneciente a la serie «Delta: una húmeda región desaparece»(ver imagen 1). Igualmente, Omar Diop quiere mostrarnos cómo algunos objetos en un futuro desaparecerán ante la actitud incosciente del ser humano como vemos en su serie «Moda 2112: elegancia en el siglo XXII». Un paisaje muerto y desolado es el que nos muestra el marroquí Khalil Memmaoui en su obra «La casa del árbol»(ver imagen 4).

En definitiva, todas estas fotografías nos recuerdan la cruda realidad que está viviendo nuestro planeta y,  más concretamente,  la naturaleza y los habitantes de un continente dejado de la mano de la sociedad mundial como es África, aquella tierra inundada por los rayos del Sol que ahora se ha oscurecido ante la nube de contaminación y destrucción.

Fuente Imágenes CNN México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.