Google+

Fuleco nos enseña a cuidar el planeta

Faltan poco más de 24 horas para que dé comienzo el Mundial de Brasil 2014, uno de los mayores acontecimientos deportivos a nivel internacional, que unirá a grandes y pequeños frente al televisor los próximos días por un sentimiento común: apoyar a su equipo hasta alcanzar el gol de la victoria. Pero, este año, su mascota oficial, Fuleco, se presenta como ejemplo  para toda la familia de que el apoyo al medio ambiente y la protección de animales en peligro de extinción es vital.

Fuleco nos enseña a cuidar el planeta

Las clases están a punto de cerrar sus puertas hasta el próximo curso escolar y son muchos los alumnos que esperan con ilusión las tan anheladas vacaciones de verano, para aprovechar al máximo el tiempo libre y, ¿por qué no?, conectarse con la Madre Naturaleza, ya sea en el mar o en la montaña, y así descubrir las muchas maravillas que esconde en su interior.

Fuleco en la educación ambiental

Fuleco, la mascota oficial del Mundial de Fútbol 2014, es uno de los iconos que muchos grandes y pequeños de todo el mundo retendrán en su mente las próximas semanas, en las que los aficionados no pensarán en otra cosa que en este evento deportivo. La elección de Fuleco, inspirado en un armadillo de tres bandas de Brasil, es ideal para la educación ambiental de los más pequeños.

Fuleco nos enseña a cuidar el planeta

Por un lado, Fuleco está enseñando a muchos niños en todo el mundo que un deporte de masas como el fútbol y el respeto por el medio ambiente y sus animales no es algo incompatible, lo que animará a que un porcentaje considerable de ellos, sea consciente de lo importante que es contribuir a la protección y conservación de nuestra naturaleza. ¿Y qué mejor para conseguir trasmitir este mensaje que utilizando un espectáculo tan influyente en nuestra sociedad como el Mundial de fútbol?

Los organizadores de este evento deportivo, tras muchas deliberaciones, finalmente llegaron a la conclusión de que el nombre idóneo para la mascota de este Mundial sería Fuleco, un animal entrañable con el que grandes y pequeños llegarían a familiarizarse.

Fuleco nos enseña a cuidar el planeta

Los otros dos nombres que lograron un respaldo interesante por parte de las 1, 7 millones de personas que participaron en la votación fueron Zuleco (que combina azul con ecología) con un 31% y Amijubi (fusiona amistad y júbilo) con 21% frente al 48 % de los votos del armadillo de tres bandas, por lo que, de alguna manera, los votantes tenían claro que la denominación “ecología” debía estar presente en el nombre de la mascota. Este último puede ser señal de que vamos siendo cada vez más conscientes del papel tan esencial que juega la naturaleza en nuestra vida y nadie mejor que Fuleco para enseñar a las jóvenes generaciones su relevancia desde temprana edad.

El armadillo de tres bandas en Brasil

Para que nos hagamos una idea de la crítica situación que vive el armadillo de tres bandas en Brasil, has de saber que la evaluación llevada a cabo por los expertos, con respecto a las especies animales más amenazadas en el año 2013,  pasó, en el caso de este ejemplar, de “vulnerable” a “en peligro” porque llegó a perder el 50% de su hábitat en los últimos 15 años.

Fuleco nos enseña a cuidar el planeta

Los científicos consideran que nos podemos encontrar ante la primera Copa del mundo que realmente puede dejar un calado ambiental en el público y animarle a potenciar, desde su ámbito particular, acciones a favor de nuestro planeta. Incluso, científicos de Brasil y México desafieron a la FIFA a proteger 1.000 hectáreas del bosque seco de Caatinga, donde habita el armadillo, por cada gol victorioso generado en el Mundial.

Fuleco nos enseña a cuidar el planeta

Fuleco nos dará a todos una gran lección ambiental las próximas semanas y seguramente se convierta en un ejemplo a seguir para los pequeños, en cuyas manos se encuentra el futuro de nuestro planeta Tierra.

Imágenes Terra y Facebook del Mundial.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print