Google+

Helados caseros de sabores

Lleva ya el verano y aprovechando el tiempo libre que habrá podemos hacer cosas de la época, como la que os proponemos en este artículo, elaborar nuestro propio helado con una metodología sencilla y con ingredientes que tenemos en su mayor parte en casa.

Lo primero, antes de comenzar con todo, debemos explicar que podemos hacer multitud de helados de distintos sabores pero aquí los que vamos a tratar son los sabores habituales, que son chocolate, vainilla y fresa, además de que vamos a explicar las formas más sencillas posibles, sin hacer experimentos culinarios ni nada por el estilo. Sencillo pero efectivo.

Comenzamos con lo que vamos a necesitar para estas recetas: principalmente usaremos leche, nata, azúcar y huevos. Con estos cuatro componentes podemos hacer cualquier helado del sabor que queramos, únicamente mezclándolo con el ingrediente final que de el sabor a ello. Vamos con la preparación.

  • Ponemos a calentar en un cazo medio litro de leche.
  • Aparte cogemos un par de huevos y los batimos para echarlo posteriormente al cazo
  • Cuando esté caliente, que no hirviendo, vamos añadiendo el resto de ingredientes. Comenzamos con los huevos batidos. Lo mezclamos y vamos removiéndolo lentamente.
  • Después de los huevos es el turno del azúcar. No lo echamos de golpe sino que, mientras seguimos removiendo, lo pasamos al cazo poco a poco. Con unos 100-150 gramos de azúcar es suficiente.

  • Ahora es el turno del sabor que queramos. Si queremos vainilla pues necesitaremos vainilla en polvo o algo semejante que le vaya a proporcionar ese sabor. Con el chocolate podemos usar una tableta de chocolate o también chocolate en polvo, mientras que para el sabor de la fresa lo mejor es usar fresas naturales. Con 200-300 gramos de cada cosa nos basta. Con el chocolate y la fresa los hacemos trocitos antes de echarlo y el chocolate se deshacerá mientras que con la fresa nos quedarán los tropezones.
  • Ahora, por último, nos queda la nata. También con medio litro nos vale. Lo echamos al cazo y a remover durante unos minutillos, que veamos que todo está bien mezclado.
  • Ya con esto lo ponemos en un recipiente adecuado y lo metemos al congelador.
  • Cuando pase una hora en el congelador lo sacamos y lo removemos un poco para que adquiera una buena textura, y lo volvemos a meter en el congelador.

¿A qué no es complicado? Pues os animo a que probéis la receta y nos comentéis que tal os salen los helados, y si descubrís nuevos sabores para recomendárselo al resto de lectores.

Fuente imagen 1: recetasdecocina.info

Fuente imagen 2: blogs.elcomercio.pe

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print