Google+

Hongos en las plantas: el oídio

Comenzamos otra serie nueva de artículos, esta vez relacionado con los hongos que nos podemos encontrar en las plantas (sobretodo enfocado a las plantas de nuestros hogares). Y para abrir la tanda vamos a hablar sobre uno de los hongos más famosos y más molestos: el oídio.

¿Cómo podemos identificar si nuestra planta tiene este hongo? El oídio es muy fácil de identificar, si apreciamos manchas de polvillo blanco en nuestras plantas es que lo tiene, por lo que desde el momento en el que lo detectamos ya tenemos que hacer algo antes de que vaya a más.

Cuando suele aparecer el hongo es durante la primavera y puede prolongarse su duración hasta incluso el otoño, especialmente cuando hay mucha humedad. La forma en la que pueden llegar a las plantas es a través de la diseminación, es decir, el viento transporta las esporas del oídio hasta que lleguen a la planta.

El oídio es muy famoso sobretodo porque aparece mucho en los rosales año tras año, pero no son las únicas plantas que pueden ser afectados por el hongo. Otros ejemplos que nos podemos encontrar son los claveles, begonias, dalias, primaveras… además de a los melocotones, melones, pepinos, ciruelas… en resumen, son altas las probabilidades de que este hongo ataque a nuestros huertos.

Y ahora, lo que hace este hongo. Retuerce las hojas, provocan que no florezcan, pero lo más directo es que lo van matando poco a poco, dependiendo de las condiciones climáticas en que se encuentre, hasta que perezca. Por lo que antes de que nuestra planta muera hay que actuar.

Previamente, para evitar que aparezca el hongo, los lugares soleados son los mejores, donde además haya poca humedad. Y si vemos que una planta ha sido ya afectada por el hongo hay que cortar la parte con oídio para intentar evitar que se propague por el resto de la misma, o por otras plantas.

Y por último, señalar que elemento podemos utilizar para prevenir su aparición. El más famoso que hay es el del azufre. Si no estamos a temperaturas extremas pulverizamos un poco de este elemento sobre la planta y ayudará a evitar el oídio. Hay que hacerlo cada cierto tiempo (cada dos semanas más o menos) y mejor temprano o de noche. Otra alternativa es el uso de fungicidas pero recomiendo el azufre por su eficacia y precio.

Fuente imagen 1: e-jardineria.es

Fuente imagen 2: viarural.com.ar

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

2 comments on “Hongos en las plantas: el oídio

  1. maria ardila dice:

    Buenas tardes, tengo una mata linda de limón, está cargada de fruto, pero cual sería mi sorpresa, que le ví unas moticas pequeñas como algodones o nieve blancas caminando en las hojas – el tronco aparece como hollín, negro por favor quiero saber que hago, me gustaria hecharle un remedio casero… le heche vinagre con ají y no los mata, siguen caminando. por favor me pueden ayudar?

  2. Javier Delgado Sánchez dice:

    Buenos días María.
    Pues como explicamos en el artículo lo que hay que hacer al identificar el problema es cortar por lo sano, es decir, eliminar las zonas que estén enfermas y tratar con azufre que es el elemento más efectivo en estos casos.
    Esperamos que te haya sido de utilidad. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 − dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Email
Print
WP Socializer Aakash Web