Google+

Instrumento musical con material reciclado: pandereta

Un nuevo artículo de los que rescatamos de Educambiente, esta vez sobre la fabricación de instrumentos musicales con objetos reciclados. En concreto hablamos de la pandereta, muy utilizada especialmente en Navidad y que se suele hacer en los colegios al resultar sencillo de hacer. Os mostramos una de las formas y luego vosotros podéis dejar un comentario con vuestras impresiones y consejos para también hacerlo.

pandereta 1

Empezando con un poco de teoría, la pandereta es un instrumento musical de percusión que, al ser golpeado, hace que choquen aros de metal provocando el sonido que ya conocemos. Hay distintos tipos de pandereta (como por ejemplo los que son un palo alargado y los circulares) y se utilizan en muchos tipos de música. La principal función de la nuestra va a ser la de divertirnos tanto haciéndola como luego tocándola.

No es muy recomendada para los más pequeños porque necesitaremos de clavos, martillo… por ello esto está más enfocado para los mayores. Los elementos que vamos a necesitar son:

  • Una tapa de las cajas de galletas que son metálicas. Si no se dispone de algo así podemos recurrir a alternativas pero que tengan la misma forma, como platos de papel, cartones recortados…
  • Chapas de refresco. Entre 14-16 será suficiente.
  • Clavos (para clavar las chapas a la tapa).
  • Arandelas para que no se salgan las chapas del clavo.
  • Martillo para los clavos.

Con esto será suficiente. Podemos empezar ya primero con los clavos y las chapas. En un terreno adecuado y con mucho cuidado cogemos con el martillo y clavamos las chapas al clavo. Tiene que ser más o menos por el centro de la chapa y que queden de tal manera que lo que choquen entre ellas sea la parte del borde. Las chapas van de dos en dos y antes de ellas tenemos que poner una arandela para que no se salgan las chapas al agitarlo.

Cuando tengamos ya eso lo tenemos que clavar a la tapa o lo que tengamos. También con mucho cuidado y tratando de dejar una distancia coherente entre las parejas de chapas vamos poniéndolos a su alrededor. Los clavamos con el martillo, y si sobresalen por el otro lado con el mismo martillo doblamos el clavo para que no nos pinchemos ni nada. Además debemos dejar un pequeño espacio entre las chapas y la tapa para que se puedan mover.

 pandereta 2

Con esto ya tenemos hecho la pandereta. Si queremos podemos decorarla con pinturas, recortes de figuras… es el momento de dejar volar a nuestra imaginación.

Fuente: Educambiente

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print