Google+

Jabones antibacterianos, ¿son peligrosos?

El jabón es uno de los medios más utilizados para nuestra higiene personal y alejar de nuestro cuerpo las posibles bacterias acumuladas con el paso del tiempo. En el mercado podemos encontrar una amplia variedad de jabones, pero los conocidos como antibacterianos, no solo pueden llegar a ser menos efectivos que los convencionales en su intento de acabar con la suciedad, sino que pueden ser más perjudiciales para nuestra salud y medio ambiente según últimas investigaciones.

jabones antibacterianos

Las muy diversas campañas de publicidad que inundan nuestros televisores a diario nos hicieron llegar el mensaje desde hace ya algunos años de que los jabones convencionales no eran del todo efectivos a la hora de limpiar nuestro cuerpo, por ello se lanzaron los “prodigiosos” jabones antibacterianos. No obstante, lejos de ser todo lo saludable que se presentaban, este tipo de jabones son realmente peligrosos para nuestro propio bienestar, al menos así lo ha ratificado recientemente un estudio realizado por la agencia US FDA (United States Food and Drug Administration).

¿Qué es el triclosán de los jabones antibacterianos?

Entre otros muchos motivos que explican la grave amenaza de estos jabones, se destacaría su contenido en triclosán un componente antibacteriano que funciona como ingrediente activo en la mayoría de los jabones de este tipo, con un efecto suficiente como para matar células humanas tras un uso continuado de los mismos. Este potente fungicida se encuentra presente también en la composición de otros muchos cosméticos, productos de primeros auxilios y muy diversos desinfectantes.

Sin embargo, además de presentar un peligro real sobre nuestro propio organismo, también puede serlo de grandes dimensiones para nuestro entorno natural. A la hora de lavarnos las manos con este tipo de jabones, las sustancias que desperdiciamos van a parar al desagüe de nuestros lavabos domésticos. Una vez conecta con los ríos y los arroyos, el triclosán contenido en estas sustancias va a parar a estos medios naturales, encargándose de destruir cuanto la naturaleza ha construido. Así, por ejemplo, tiene el poder de interrumpir la fotosíntesis de las algas y otros vegetales habitantes de las zonas costeras.

jabones antibacterianos salud

Por si esto fuera poco, el triclosán es fácilmente absorbido por muchos de estos vegetales acuáticos, que a su vez son ingeridos por los animales que navegan por estas aguas, pasando esta sustancia directamente a la sangre de los mismos. Por ello han resultado preocupantes, cuanto menos, los resultados que demuestran las altas concetraciones de triclosán en la sangre de delfines y otros muchos animales acuáticos.

Efectos del triclosán sobre la salud

Además del medio ambiente, nuestra salud también se ve mermada por los efectos del triclosán. Y es que los jabones antibacterianos, que desgracidamente son los más vendidos en este momento en todo el mundo, puede provocar serios efectos sobre nuestra salud. Por ejemplo, pueden desarrollar alergias en los niños, también puede interferir con contracciones musculares en las células humanas o la actividad muscular en ratones y peces.

Lo peor de todo esto es que el triclosán se absorbe muy fácilmente y pasa a la velocidad del rayo a nuestro torrente sanguíneo, hallándose importantes niveles de este compuesto en la leche materna, la sagre y la orina. De esta manera, nuestro sistema inmunológico se vuelve más débil para luchar contra los agentes externos que nos amenazan del exterior en forma de resfriados o enfermedades de carácter más grave.

jabones

Otros de los muchos peligros del triclosán están relacionados con desequilibrios en el correcto funcionamiento de la hormona tiroidea (pudiéndose desarrollar problemas como la infertilidad, obesidad o pubertad precoz), un uso frecuente de este tipo de jabones puede ayudar a eliminar las bacterias, pero no aquellas que han mutado, hasta el punto de que estas últimas pueden proliferar y volver inútil a este agente.

A la luz de tales resultados, muchos expertos confirman que los efectos del jabón convencional y el antibacteriano para contribuir a nuestra higiene son los mismos, salvo que los segundos pueden llegar a ser a medio o largo plazo perjudiciales para nuestra salud y el medio ambiente.

¿Y vosotros?, ¿conocíais los efectos de los jabones antibacterianos?, ¿los soléis utilizar?, ¿qué os parecen los resultados de este estudio?

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print