Jardines Zen en nuestro hogar

Los jardines Zen (también llamados Karesansui) son una excelente idea que podemos llevar a cabo en nuestras casas para crear un espacio en el que podamos descansar y meditar utilizando, como no podía ser de otra manera, elementos naturales. En Europa aún no son muy famosos pero para la vida tan ajetreada que solemos llevar es la medida perfecta que nos ayudará a combatir este ritmo de vida.

Por ello, en este artículo os vamos a mostrar un poco la esencia de estos jardines para que os decidáis a elaborar uno vosotros mismos o a comprarlo. Comenzamos hablando de los componentes que podemos encontrarnos en estos jardines tan peculiares.

Como ya he dicho al inicio, los jardines Zen están formados por materiales naturales de distinto tipo. Antes de nada hay que decir que hay distintos tipos de jardín, por lo que habrá unos u otros componentes. Además, cada elemento presente en el jardín tiene un significado diferente según la cultura japonesa.

Los elementos más comunes de los que están compuesto son arena, rocas y grava, además de hierba, musgo, plantas, cristales de cuarzo, velas, conchas… estos últimos de forma secundaria. Y los significados de algunos de ellos son:

  • Arena: para eliminar pensamientos, emociones, actitudes negativas llevando a la tranquilidad (se asemeja mucho a la arena del mar). El rastrillo es muy común usarlo para crear surcos que representan el mar en forma de ola.
  • Rocas: son los obstáculos que uno se encuentra por el camino y que tiene que superarlos. Cada uno de ellos tendrá su causa y su efecto en la vida. Con el rastrillo se hacen ondulaciones circulares a su alrededor como si fuera también el mar.
  • Otros elementos con sus significados son las velas (para crear ambiente), los cristales (para recibir y transmitir las energías positivas) o las conchas (para acercarnos un poco más el mar).

Como podéis ver en estos tipos de jardines se busca el contacto con la naturaleza del mar y la tranquilidad que transmiten, en donde predomina la arena. Suelen ser rectangulares, de muy poca profundidad y no ocupan mucho (en torno al 10×30), porque la esencia de los jardines Zen es la de tener un pequeño espacio al alcance de cualquiera en el que podamos dejar de lado la ajetreada vida diaria para dejar hueco a la paz y tranquilidad.

Fuente imagen 1: ison21.es

Fuente imagen 2: decoracion.facilisimo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.