Google+

La comida y la felicidad

Estamos ahora en una época complicada en la que mucha gente vuelve de sus vacaciones, aparece el “síndrome postvacacional”… y no debemos caer en depresiones que nos lleven a la tristeza, a la fatiga o a estar irritables. Pues la alimentación puede ayudar a luchar contra ello y en Econoce os vamos a aportar algunos consejos con los que frenarlo.

Limas, limones, kiwis y manzanas. Frutas. Comida. Comida sana.

Tratemos de ser felices aunque la situación no acompañe a ello. Desde la Clínica Planas señalan algunas formas relacionadas con la alimentación que benefician a este estado, como por ejemplo es el caso de alimentos que contienen el aminoácido triptófano, que se acaba convirtiendo en serotonina y éste tiene beneficios vinculados a estados de optimismo con efectos antidepresivos y saciantes.

El desayuno es uno de los momentos más importantes del día porque repercute en cómo irá las horas siguientes. Así, la recomendación es de tomar productos lácteos desnatados junto con cereales integrales que son ricos en tirosina y B6. Si empezamos con buen pie seguiremos de la misma manera.

Otro de los alimentos famosos al hablar de salud es la fruta, y todo el mundo insiste en consumir entre dos y tres piezas de fruta diarias. Y si lo dicen es por algo, porque algunos como el plátano, la piña o la ciruela son perfectos para estas situaciones. Igual es el caso de los frutos secos, que mejoran el sueño y tienen efecto antiestrés, o los alimentos con vitamina C, que aparte de ayudar al ánimo son buenos para el sistema inmunitario.

tarta frambuesa y chocolate

Además, alimentos con triptófano como legumbres o carnes tienen impacto positivo (recomiendan tres raciones diarias de ellos) y el pescado está reconocido como “antidepresivo natural”, al igual que dispone de Omega 3 y ser bueno para el desarrollo de nuestro sistema nervioso.

Por último, el chocolate (que no podía faltar) está muy relacionado con el buen humor. Tiene triptófano y ayuda a producir endorfina para inhibir el dolor, pero hay que consumirlo en su justa medida para no desestabilizar el peso. Y a todo esto hay que añadirle el consumo de agua y el realizar ejercicio, siendo la combinación perfecta para ser felices en momentos complicados.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print