Google+

La curiosidad sobre los tentáculos del pulpo

Ya sabemos que los tentáculos de los pulpos tienen una propiedad especial que les permiten mediante sus ventosas pegarse a la mayoría de cosas con facilidad, pero con esta premisa se nos podrían ocurrir algunas dudas al respecto como por ejemplo como hacer para que no se enreden con sus propios tentáculos. Esta duda la tuvieron investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel), que han explicado el caso y por ello lo escogemos hoy como imagen de la semana.

 Pulpo 8

El estudio al que nos referimos señala como los pulpos no se enredan con sus tentáculos sin que ellos sean conscientes de ello. Este hecho lo consiguen gracias a una sustancia que segregan a través de la piel que hacen que sus ventosas no succiones durante un determinado periodo de tiempo.

Sorprendidos de que no se hubiesen dado cuenta antes de este curioso suceso, los investigadores señalan que “los resultados hasta ahora muestran, por primera vez, que la piel del pulpo pulpo impide brazos que se adhieran entre sí o a sí mismos de una manera reflexiva”, añadiendo que “la drástica reducción en la respuesta al extracto crudo de la piel sugiere que una señal química específica en la piel media la inhibición de la ventosa a agarrar.”

Esta deducción forma parte de un estudio aún más amplio que llevan realizando durante años sobre los pulpos, prestando más atención a la parte del control motor del cuerpo y de sus brazos flexibles, sobre los cuales los pulpos no saben su localización por la complejidad de sus movimientos y que ellos sean recogidos por el cerebro.

¿Qué os parece a vosotros esta curiosidad?

Fuente imagen: Wikipedia

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print