Google+

La Ecoducha

De repente, han aflorado en casi todas las tiendas, productos con la denominación de ‘ecológicos’. Hoy vamos a hablar de uno de estos inventos, que existe desde hace años: la Ecoducha, que nos ayuda a ahorrar agua y cuidar nuestra higiene. 

Ya hemos hablado anteriormente de cosas relacionadas con la higiene: hacer nuestros propios geles de baño, o jabones. Existen varias ecoduchas, pero todas comparten, en principio, las mismas propiedades: tienen en su interior pequeñas esferas de cerámica, que se van moviendo gracias al movimiento del agua. Estas bolitas contribuyen también al ahorro,  y sobre todo a la salud e higiene, ya que actúan como un filtro: reduce el cloro del agua, elimina los olores, refuerza la inmunidad de la piel y suaviza el agua.

Además del filtro de cerámica, tiene otro filtro en el cabezal de la ducha, que se debe renovar cada cierto tiempo. Se puede usar sin ese filtro, pero se supone que proporciona al agua unas características muy recomendables para nuestra piel. Es un filtro de partículas que ayuda a eliminar los pequeños sedimentos y arena que puede haber en el agua. El resultado es que nos bañamos con agua muy filtrada, lo que resulta ideal para aliviar síntomas de dermatitis o psoriasis, además de ser recomendables para pieles sensibles y/o alérgicas.

Se estima que el ahorro, gracias a su cabezal de microporos, puede alcanzar casi 500 euros al año en una vivienda media de cuatro personas.

SABERNATURA no se queda en este punto, sino que contactamos con un usuario de esta ecoducha: Yolanda S. tiene 55 años, y usa este aparato desde hace tres. Al preguntarle por qué compró esto, dice que “tenía dermatitis atópica”, y que había escuchado que esta ducha podría solucionar, o por lo menos aliviar su problema. “No se me ha curado, claro, pero al menos ya no lo paso tan mal. Antes era difícil de soportar”. También preguntamos por el ahorro: “yo no he notado que bajase demasiado la factura del agua, pero es que en casa tampoco derrochamos mucho”, nos cuenta. Añade que esta ecoducha tiene una desventaja: “los filtros de micropartículas son un poco caros, y si hay que renovarlos cada tres meses, es un gasto considerable al año en estos tiempos de crisis”.

¿Vosotros compraríais una ecoducha? Los que tenéis una, ¿cómo es vuestra experiencia? ¡Cuéntanoslo!

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print