La huella hídrica en la industria textil

A la hora de elaborar vestimenta para mujer hay un grave problema, que es el consumo de agua que se requiere para ello. De esta huella hídrica vamos a hablar en este artículo y como algunos de estos fabricantes de tejidos tratan de reducir este impacto para el beneficio ecológico.

El Observatorio del Agua de la Fundación Botín y el Instituto Tecnológico Textil de Alicante (Aitex), junto con los fabricantes de tejidos Tavez, Tejidos Royo y Textil Santanderina (que son tres de los más importantes proveedores del mismo para El Corte Inglés) ha elaborado un estudio sobre la huella hídrica en los tejidos, por ello del Día Mundial del Agua (que fue el pasado 22 de marzo).

Lo primero, explicar un poco sobre esta huella hídrica. Para la elaboración de las prendas que llevamos encima diariamente se necesita de un consumo de agua, tanto de manera directa como indirecta.

Pero el principal problema es que se requieren grandes dosis de agua. Por poner un ejemplo (que podéis ver en la imagen proporcionada) en la vestimenta que suele llevar un hombre cada día se han utilizado una media de 14.150 litros, mientras que para los jóvenes es todavía superior, 15.000 litros, mientras que para la mujer se usa 11.000 litros aproximadamente.

Esta es una de las cosas que hay que perfeccionar en el sector textil para hacerlo más acorde a los tiempos ecológicos que vivimos. Donde se encuentra un mayor consumo en la producción del tejido son en las fases de elección del tejido, en el momento del tintado y en el acabado de éste.

Para hacernos una idea, los pantalones de algodón requieren más de 3.000 litros para su creación. En cambio, si vamos introduciendo elementos de fibra artificial (como el poliéster o la poliamida), tenemos reducciones de cerca del 50%.

Esta es una de las conclusiones que se extraen del informa antes mencionado. El Corte Inglés, con mejoras en las instalaciones, cursos de sensibilización… redujo en 2010 y 2011 el consumo de agua en un 10,6%, al igual que los gases de efecto invernadero, que cayeron un 8,25%.

Lo que está claro es que el mundo textil debe dirigirse hacia una nueva dimensión donde la parte ecológica tome protagonismo para contaminar menos consiguiendo lo mismo.

Fuente imagenes: iagua.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.