Google+

La importancia del saneamiento del agua en el Tercer Mundo

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones del cumplimiento de uno de los Objetivos del Milenio, el de reducir el número de personas que no tienen acceso al agua potable. Esto se ha hecho de diferentes maneras, y a través de diferentes proyectos de numerosas organizaciones e instituciones. Y una de estas acciones es bastante desconocida: el saneamiento del agua.

Tratamiento de agua. Imagen de Acción contra el Hambre

Tratamiento de agua. Imagen de Acción contra el Hambre

En países considerados del Tercer Mundo, uno de los objetivos principales que hay ahora, además de erradicar enfermedades epidémicas, y acabar con el hambre y la desnutrición, es establecer un suministro de agua potable a cada población, ya que mejorar las condiciones de vida, puede ayudar a estos objetivos.

¿Cómo se hace el saneamiento del agua en estos países? Miremos el ejemplo de un país en concreto: Sudán del Sur. En este lugar se coordinan bastantes instituciones, entre ellas, la organización Acción contra el Hambre, donde se ponen en marcha proyectos de agua, saneamiento e higiene, de la mano de Nick Radin. Sin embargo, por los conflictos acaecidos en 2013, este hombre no pudo volver hasta septiembre de este mismo año, para comprobar cómo marchaban dichos proyectos. De hecho, el experto realizó algunas anotaciones sobre el día a día de un experto de agua y saneamiento, que son muy interesantes, y que nos dan una idea de cómo actúan las organizaciones sobre el terreno, y se dan cuenta de las mejoras, pero también de los fallos de sus proyectos, para luego mejorar en esos aspectos.

Tratamiento de agua. Imagen de Acción contra el Hambre

Tratamiento de agua. Imagen de Acción contra el Hambre

A través de herramientas y productos de tratamientos de agua, el agua de Sudán del Sur poco a poco se va desinfectando para hacer que sea potable. Claro está, no solo las organizaciones no solo deben conseguir y distribuir dichos productos en los países africanos, sino que también tienen el deber de enseñar a la gente cómo utilizarlos, algo que a veces se le resta importancia. Otra medida bastante eficaz es la de dar algunas charlas y consejos sobre higiene, sobre todo para prevenir enfermedades como el cólera, que está muy presente en este país.

Esto nos va dejando muy claro la importancia de algunas instituciones en los países del Tercer Mundo, y de cómo actúa el personal de las organizaciones para hacer de este mundo algo mejor. Su trabajo puede llegar a ser inspirador para otras personas que se están planteando un viaje de misioneros o de voluntariado por estos países, y por eso, de vez en cuando, merece la pena que sepamos cómo hacen su trabajo. ¿Y tú? ¿Cuál es tu forma de ayudar a estos países? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print