La partícula de Dios desvela el origen del Universo

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen del universo?, lo cierto es que después de tantos años de arduas investigaciones  al respecto,  los científicos del CERN afirman que la denominada partícula de Dios podría darnos todas las respuestas.

 

El pasado miércoles,  el director del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), Rolf Heuer,  dio cuenta de este hallazgo de forma pública, afirmando en todo momento que la denominada partícula de Dios o bosón de Higgs, una partícula elemental descubierta en 1960 por el físico británico Peter Higgs, les ayudaria a desvelar el orígen de nuestro universo y, por lo tanto, de nuestro planeta.

Igualmente este hallazgo permitirá descubrir qué son y la forma en que se desarrollan las partículas que conforman la materia y que han supuesto un auténtico misterio hasta ahora en el ámbito científico, como la razón que explicaría por qué las partículas tenían masa,  algo que ya propuso  Peter Higgs con el descubrimiento de la bostón Higgs a partir de dos detectores del gran Acelerador de Hadrones del CERN.

No obstante, todavía queda mucho camino por recorrer, de hecho,  la portavoz de este experimento,  Fabiola Gianotti,  confirmó que todavía hay «incertidumbres importantes» por desvelar para llegar al núcleo de lo que verdaderamente esconden estas partículas.

 

Por ello, este verano, los científicos del CERN se pondrán manos a la obra para seguir investigando muy detenidamente la llamada partícula de Dios,  en un intento por dar con la respuesta que tanto ha obesionado al ser humano desde el principio de los tiempos:  ¿cómo se formaron esos puntos brillantes que hay repartidos en el cielo?, puede que finalmente tengamos la solución.

¿Y a vosotros?, ¿qué os ha parecido este hallazgo?

Fuente Imagen 1 El Mundo

Fuente Imagen 2 e información CERN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.