Las explosiones del Volcán Tungurahua alertan a Ecuador


Grandes explosiones de gas y ceniza procedentes del volcán Tungurahua, ubicado en el corazón de los Andes ecuatorianos, ha llevado a las autoridades locales ha declarar el estado de «alerta naranja» por la crítica situación desatada  el domingo pasado.

El volcán ecuatoriano,  situado a unos 80 kilómetros al sur de Quito,  ruge en su interior, avisando a los habitantes de pueblos cercanos de la necesaria evacuación del lugar por los desastres que pueda conllevar la furia de esta montaña de fuego. Explosiones sobrecogedoras y esporádicas se han podido escuchar en el interior del volcán, además de estruendosos cañonazos y emanación de vapor de agua y ceniza de una manera constante.

En los últimos tres meses, el volcán se había mantenido en silencio hasta las convulsiones de los últimos días. En este momento se muestra una «desgasificación intensa» del magma acumulado dentro de la montaña, mediante grandes nubarrones de gas y ceniza,  que arrastrados por el viento,  se extienden hacia el este y noroeste, según ha declarado a EFE un científico del Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.

Esta misma fuente confirma que la situación no se calmará hasta que «se tape el conducto y, por la presión interna, se vuelva a destapar violentamente». Tal y como determina el IG en las últimas 24 horas se han registrado un total de 103 sismos leves, 6 explosiones entre moderadas y fuertes, y 4 episodios de temblores constantes,  y según el instituto sería posible que en las próximas horas se desaten nuevas explosiones.

La actividad de este volcán comenzó en 1999, pero desde entonces ha dado pequeños avisos, unos más fuertes y otros más leves,  hasta estos últimos días.

Fuente Imagen Wikimedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.