Google+

Limpieza de acero inoxidable casero

En este artículo de limpieza del hogar ecológica volvemos a la cocina (tras hablar de frigoríficos y congeladores) para tratar la limpieza de un elemento con el que hay que tener cierto grado de cuidado para que no se acabe estropeando con el paso del tiempo. Me refiero a los utensilios que hacen uso del acero inoxidable.

acero inoxidable 1

Hablando un poco del acero inoxidable, es una aleación de distintos materiales en el metal, principalmente acero y cromo hasta el 10%. Con ello lo que se consigue es que haya una reacción al entrar en contacto con el oxígeno de aire o agua creando una capa fina sobre la superficie haciendo que no se vea afectado el acero al contactar con el oxígeno.

Es una capa muy fina, imperceptible a simple vista, y con ello conseguimos que los instrumentos con este material tengan una mayor vida útil. Hablamos de la cocina porque donde encontramos mucho acero inoxidable es, por ejemplo, en las sartenes, ollas… pero también está en muchos otros lugares de la casa.

Centrándonos en el tema de la limpieza, en el mercado podemos encontrar muchos productos que seguro nos limpian estos instrumentos de una manera eficaz, pero también hay otras formas de realizar el proceso, sin necesidad de comprar nada y utilizando elementos que todos tenemos en nuestros hogares.

Así os vamos a contar algunos trucos para la limpieza del acero inoxidable casero. Y empezamos con el aceite (que puede ser el que usamos con los bebes) que ponemos un poco en lo que queremos limpiar, luego lo restregamos con un trapo y finalmente lo secamos con un paño seco.

acero inoxidable 2

Igual que el aceite, podemos usar vinagre, limón… que ya hemos utilizado en anteriores ocasiones y que siempre tienen buenos resultados a la hora de la limpieza. Igual que antes, aplicamos un poco de este producto en el acero y tras frotarlo lo acabamos secando con un trapo.

Por último el truco más curioso, ya que usaremos ginebra. Ponemos un poco de ginebra en un paño y lo vamos aplicando por las zonas a limpiar, secándolo posteriormente con un trapo seco. Tan sencillo como eso. Seguro que hay muchas otras maneras de limpiar el acero inoxidable, así que esperamos vuestras aportaciones en cuanto a esta materia.

Fuente imagen 1: fotoscocinas.com

Fuente imagen 2: delvalle.es

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print