Limpieza de encimeras ecológica

Seguimos la serie de ideas que iniciamos meses atrás para la limpieza del hogar mediante productos naturales (como desatascadores, limpiacristales, limpiahornos…) que podemos elaborar nosotros mismos en casa y sin necesidad de tener que comprar nada. Hoy queremos enseñaros un par de ideas para limpiar las encimeras de una forma sencilla.

En el primero de ellos vamos a necesitar agua, jabón natural que tengamos a mano y esencia de árbol de té que ya hemos utilizado en ocasiones anteriores:

  1. Lo primero que vamos a hacer es mezclar medio litro de agua con dos cucharadas del jabón que hemos especificado anteriormente y unas 30 gotas de la esencia de árbol de té.
  2. Mezclado todo ello se aplica en la superficie y con un estropajo suave se limpia bien la superficie hasta que lo veamos necesario.
  3. Posteriormente se aplica agua para eliminar los restos del producto aplicado y se seca al final la superficie con un trapo de algodón.

De esta manera conseguimos una encimera limpia y libre de gérmenes simplemente con agua, aceites esenciales y jabón. En la otra opción vamos a utilizar elementos completamente distintos pero que han sido muy utilizados en esta sección por las propiedades de limpieza que tienen.

En este caso vamos a utilizar agua, un limón, bicarbonato de socio y vinagre. Hay que prestar mucha atención con el bicarbonato porque en ciertas superficies es peligroso utilizarlo, en concreto las pintadas porque podría eliminar la pintura. Aquí diferenciaremos por tipo de mancha.

  • Si la mancha es leve podemos utilizar una simple mezcla de agua y vinagre. Aplicamos la mezcla a partes iguales, la dejamos reposar un minuto y luego lo retiramos con un trapo seco. Podemos repetir la operación si queremos mejorar el resultado.
  • Para manchas más complicadas entraría en juego el bicarbonato sódico. Con cuatro cucharadas mezcladas con dos de agua conseguiríamos una pasta que aplicado con un paño en la mancha conseguiríamos eliminarla, eso sí, con algo de esfuerzo. Después de eliminar la mancha retirar con un paño húmedo el producto y secarlo.
  • Y para casos más extremos, que ni vinagre ni bicarbonato han funcionado, haría su aparición el limón. Aplicando unas gotas y dejando reposar para que haga efecto podemos eliminar manchas muy complicadas por su efecto blanqueador. Luego se quitaría con un trapo húmedo y secándolo.

Como veréis, es muy fácil dejar limpia la encimera con cuatro productos que tengamos en casa. Si tenéis nuevas ideas para limpieza de encimeras deja tu comentario para compartirlo con el resto de personas que nos leen.

Fuente imagen 1: reformasycocinas.com

Fuente imagen 2: decorayamuebla.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.