Google+

Limpieza de metales ecológicos

Son muchos los objetos que tenemos en nuestras casas que están hechas de algún tipo de metal y que por ello necesitan un cuidado especial a la hora de ser limpiados. Por ello, siguiendo nuestra linea de mostrar formas de limpiar superficies de forma natural y ecológica (como cristales, maderas…) hoy es el turno de los metales.

Lo que si va a ser distinto es la estructura del artículo, ya que normalmente os comentamos varias formas de hacer la limpieza. En esta ocasión varía porque nos vamos a enfocar sobretodo a los distintos tipos de metal que nos podemos encontrar, cada uno de ellos con una forma de limpieza diferente.

Además los productos que vamos a necesitar para ello la mayor parte la vamos a tener ya en nuestros hogares, o se consiguen de una forma fácil y muy barata, por lo que las complicación a la hora de hacer esto son mínimas. Ahora sí, comenzamos con el primero de los metales, uno de los más comunes: el cobre.

En este caso tenemos varias opciones que podemos utilizar en función de lo que tengamos en mano, que seamos alérgicos… podemos dar brillo al cobre utilizando simplemente limón y sal, o bien en vez de limón podemos usar el vinagre, o también con media cebolla. Se aplicarían restregándolo por la parte que nos interesa de forma circular.

Otro metal muy típico es el bronce. Para limpiarlo son muy comunes el limón con el bicarbonato o el amoniaco. Igual, aplicando esto con cuidado por la parte del objeto que queramos limpiar.

Para la plata podemos recurrir a una pasta dentífrica cualquiera (sin abusar de ello porque así desgastaríamos el metal) o con agua caliente mezclada con sal y aplicándolo en objetos que están en papel de aluminio.

Con el oro volveríamos a la cebolla, porque con el líquido que suelta le podemos dar brillo a este metal. Con el estaño lo podemos hacer con nafta primero y luego con cerveza, el latón con limón/sal o vinagre/bicarbonato y lo cromado con vaselina.

Por último, si queremos tener nuestra herramientas de casa en perfecto estado los dejamos reposando durante un día con algún tipo de refresco de cola y eliminamos con ello el óxido. Esperamos que os haya sido de mucha utilidad este artículo.

Fuente imagen 1: espaciohogar.com

Fuente imagen 2: hogartotal.com

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print