Lorax y su lado ecológico

Se está emitiendo actualmente en los cines de todo el mundo “Lorax: en Busca de la Trufula Perdida”, un gran éxito basado en los libros de DR. Seuss Geisel, distribuido por Universal Pictures y que se ha hecho famosa por la participación de Danny DeVito poniendo la voz de este simpático personaje en cinco idiomas distintos, el español incluido.

Pero lo que no todo el mundo sabe sobre esta película es que tiene un trasfondo ecológico. ¿Y eso por qué? Porque busca mostrar la situación en la que se encuentra el planeta en temas medioambientales. Un momento perfecto para una película como esta que viene de un libro de hace más de 30 años.

Y es que una de las funciones de este metraje, a parte de la diversión que suponen las películas de este tipo, es la de educar tanto a adultos como a niños sobre la conservación de la Tierra. La situación que se plantea en la historia es la siguiente: un chico viviendo en una burbuja donde todo es artificial, los árboles como tal no existen. Así decide emprender la búsqueda de la última semilla de árbol verdadero.

Pero claro, en un mundo donde se llega a pagar por el oxígeno puro, pues la búsqueda se convierte en una auténtica aventura. Así se presenta las dos vertientes ecológicas de la historia: una la ya dicha sensibilización sobre la situación ambiental que vivimos y otra sobre la gran cantidad de cosas que consumimos sin que realmente lo necesitemos (que también tiene su impacto en el entorno).

Lórax, además, es un personaje curioso que está enfrentado con el antagónico Once-Ler, que busca la eliminación de todo elemento natural restante. Por esa razón se une al protagonista en la búsqueda.

La cinta, aunque no haya recibido grandísimos elogios por parte de la crítica, si que ha obtenido buenos datos de ingreso en sus primeras semanas en el mercado. Sobre todo se recomienda su visionado para los niños y para intentar inculcarles valores de defensa hacia su entorno, una actividad de ocio con el que aprenden sobre el medio ambiente de una manera divertida.

Fuente imágenes: EuropaPress

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.