Google+

Los efectos de los aromas naturales

En anteriores ocasiones hemos hablado de la fabricación de los aromas naturales para nuestro hogar o para nuestro mobiliario. Sin embargo, no hemos tratado el tema de los efectos que tienen en las personas. Si quieres saberlo, sigue leyendo este artículo.

 

¿Sabías que poner ambientadores en nuestras casas no sólo crean un lugar más agradable en el que vivir día a día, sino que tiene ciertos efectos en las personas? La aromaterapia no sólo incluye la inhalación de los aromas, como solemos utilizarlos, sino también es frecuente que se utilicen los mismos aceites para aplicarlos sobre la piel, o incluso por vía oral. Realmente los efectos son asombrosos. En este artículo lo trataremos de forma más general, y poco a poco iremos adentrándonos en este mundo de las esencias.

Podríamos hacer una larga lista de los efectos de los aromas naturales, pero nos centraremos solo en algunos. En primer lugar, los aromas naturales tranquilizan. Si estamos nerviosos por algo, podemos utilizar un quemador de aceite, con algún aroma que nos relaje. El efecto no es inmediato, pero poco a poco notaremos como nuestro cuerpo se va relajando. Esto hace que también sea bueno para conciliar el sueño. Si tenemos insomnio, un aroma que sea neutro y no muy dulce puede hacer que nuestra mente vuele, se tranquilice, y nos ayude a pasar a los brazos de Morfeo.

Para los estudiantes, este efecto relajante también es muy positivo, porque puede ayudar a estudiar. Igual que las reglas nemotécnicas, puede resultar útil, ya que el olfato está estrechamente relacionado con la memoria. De ahí que surjan nuevos métodos de cura natural, como es el caso de la aromaterapia. Algunos estudios han demostrado que el uso de la aromaterapia puede paliar algunos efectos del alzheimer, pero únicamente si se realiza de forma insistente.

Como últimas recomendaciones, daremos unas pautas para elegir los aceites. Si tienes estrés, lo mejor es el aceite de lavanda, que también sirve para combatir la ansiedad. En cambio, si lo que tienes son dificultades en la respiración, usa un aceite de menta, o de eucalipto. Puede parecer muy lógico, pero son muchas las personas que desconocen estos métodos.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print