Google+

Los mejores jardines de Madrid I: El Retiro

Haremos un repaso por los principales espacios verdes de la capital, y de sus principales usos. Sigue leyendo para conocer espacios que igual ni sabías que existían.

El Retiro de Madrid.

Madrid es la gran manzana española. Se caracteriza por su carácter urbanita, y también por su campana de polución, sí. Pero aunque se tiende a pensar lo contrario, la capital española tiene un gran encanto. Y también muchos espacios verdes. Lo único es que hay que saber dónde y cuándo mirar. A continuación te mostramos algunos de los espacios verdes madrileños que merece la pena visitar.

En primer lugar, El Retiro. Los visitantes -e incluso algunos madrileños- tienden a pensar que es el único parque grande que existe para montar en bici, o practicar cualquier deporte. Es el que está situado en el centro, eso sí. Pero no es el único espacio verde de la capital. Un jardín que comenzó siendo privado se ha convertido en uno de los sellos más importantes de la capital. Su lago, lleno de carpas, es uno de los rincones más característicos de este espacio. Eso sin contar la única estatua de Europa dedicada al ángel caído. También es digno de ver la rosaleda; eso sí, cuando está todo florecido.

IMG_3701

Existen demasiados rincones en este parque para conocerlo a fondo en una primera toma de contacto. Los turistas vienen sobre todo para fotografiar el lago y montar en sus barcas, y si tienen suerte, en una mañana suave de otoño puedes disfrutar de los últimos rayos de verano mientras escuchas de fondo a algún músico callejero tocando en su saxofón una melodía de jazz.

Es ideal también ir con los niños un domingo a patinar o a montar en bici, pues tienen todo el espacio disponible, sin correr riesgo alguno. Eso sí, suelen patrullar coches de policía o caballos, así que también hay que tener precauciones.

Aquellos que quieren tener un momento tranquilo, también tienen la posibilidad, sobre todo en verano. Es habitual ver en alguna de las praderas de césped gente tumbada en toallas tomando el sol en bañador, o simplemente parejas que están tomando un tentempié.

El Palacio de Cristal es un punto clave en el jardín. Sobre todo cuando anochece, las luces y el reflejo del agua juegan y se forma un paisaje digno de admirar. Y por supuesto, no podemos olvidarnos de el monumento a las víctimas del 11-M, un espacio lleno de quietud y tranquilidad.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print