Los móviles ecológicos ya son una realidad

nokia-ec509-green-core-concept_2_qYX1O_69

Ser ecológico no es una moda, sino una forma de vivir. Y por eso, todo tipo de empresas se enfrentan al reto que supone ayudar al Medio Ambiente. Aunque los pasos son diminutos, poco a poco vamos avanzando hacia un cambio global. Y para eso, ha hecho falta saltar al mundo tecnológico. 

La marca finlandesa Nokia ha sido la primera en crear un terminal móvil ecológico. Se considera un smartphone de gama media y acorde a su precio, pero en cada milímetro del teléfono se ve cómo se han cuidado todos los detalles. Lo mejor de todo es que está compuesto únicamente con biomateriales. Es decir, la finlandesa presume de que la mayor parte de este móvil es reciclable. Ésta no es la única novedad, ya que la batería, está hecha para durar: esto tiene una doble ventaja, ya que el usuario tendrá que recargar menos el terminal, lo que conlleva un gran ahorro energético. La eficiencia energética está a la orden del día, y para aquellos que no saben lo que es, recordemos que es el consumo inteligente de la energía. En un mercado donde los celulares se tienen que recargar cada dos días, Nokia pone a su favor todo aquel sector preocupado por el Medio Ambiente.

Aparte de la capacidad y la nueva interfaz que estrena este teléfono, hay que tener en cuenta que también es el primero de la marca que tiene soporte NFC (de las siglas en inglés «Near Field Communication»), que significa que se podrá pagar directamente con el terminal. Ahora no parece ningún gran paso, pero podría suponer el comienzo de la desaparición de las plásticas tarjetas de crédito. Ya está siendo una realidad: la tecnología no es contraria al derroche de energía y la utilización de materiales plásticos.

Tampoco podemos quejarnos de la estética del teléfono: disponible en cinco colores, su estructura simple y mínima armoniza con el concepto que la marca quiere establecer. La pantalla, de 3,2 pulgadas, parece ser su punto fuerte, ya que tiene un único procesados solamente para los gráficos. Como ya repetimos, ser ecológico no tiene por qué ser feo o antiestético.

De todo esto presume Nokia. Sin embargo, habría que hacer un análisis más profundo para comprobar si es verdad todo lo que se ha dicho, o si únicamente es superficial: que los componentes reciclables estén únicamente en la carcasa y en el exterior, o que la eficiencia energética no sea tal. También habrá que esperar un tiempo hasta que descubramos cuáles son los efectos en las personas de las radiaciones magnéticas producidas por los móviles, y si pueden evitarse. Esperemos ver pronto un mercado tecnológico con productos ecológicos al 100% y libre de productos dañinos. ¡Sé eco-tec!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.