Movimiento Chipko, ¿qué es?

¿Has probado alguna vez abrazar el rugoso tronco de un árbol y permanecer a su lado unos segundos en un ambiente de paz y de tranquilidad en mitad de un frondoso bosque?.

Esta acción que pudiera recordarnos a ciertos comportamientos propios de la nueva era o de grupos religiosos, tiene su origen en el llamado movimiento Chipko, ¿sabes lo que es?

Chipko significa en lengua indie «abrazar» y su relación con el gesto de arropar con los brazos el resistente tronco de un árbol milenario se remonta a los años 70 del pasado siglo, cuando un grupo de mujeres indias optaron por unir sus fuerzas para evitar la tala indiscriminada del bosque que el gobierno por aquel entonces quería erradicar hasta convertirlo en una tierra muerta y baldía.

¿Realmente los seres vivos, ya sean animales, vegetales y humanos, disponemos de una energía en nuestro interior que nos conecta con otros y nos llega a transmitir fuerza y vitalidad?, muchas personas, agobiadas por su estrés en el ámbito laboral, estudiantil o familiar han optado por alejarse de su mundo de ruido, asfalto y contaminación para dirigirse a un entorno donde la naturaleza se extiende con total libertad.

De hecho, muchos poetas y escritores del romanticismo y otros muchos artistas han encontrado inspiración en la naturaleza, ¿pero qué es lo que realmente nos tranmite la Madre Tierra?, ¿es capaz de influir en nuestro propio bienestar físico y mental?

El próximo año 2014 se cumplirán 40 años desde que nacieron lo que hoy en día muy diversos estudiosos denominan movimiento Chipko,cuya creadora fue la joven viuda Gaura Devi (ver imagen 2), quien organizó a un grupo de mujeres de una aldea cercana a su pueblo natal,  al pie del Himalayta,  para proteger de la tala a un bosque conformado por un total de más de 2.500 árboles en el estado de Uttarakhand.

Una vez en el entorno boscoso, las mujeres se dispusieron abrazar a los árboles, una acción que sorprendió sobremanera a los que aquel día se disponían a talar aquellos ejemplares. La protesta y acciones de protección de los bosques emprendidas por estas mujeres, llevó al gobierno a pensárselo dos veces y frenar la tala. Hasta el punto de que se decidió que durante una década no se maltrataría a ningún árbol. Muy pronto esta reivindicación tuvo su eco en muchos de los países de alrededor.

Tal fue la influencia de este acto,  que hoy es muy frecuente ver a determinadas personas en todo el mundo abrazarse durante unos minutos al tronco de un árbol o, incluso de una forma más extrema, vivir entre sus ramas para impedir su tala. Estas acciones han llevado a muchas de nuestras comunidades rurales a otorgar una especial importancia a los bosques y la magia que ellos encierran, de hecho hay muy diversas organizaciones encargadas de su cuidado en forma de creación de viveros, repoblar tierras baldías, recogida de forraje o protección de bosques del entorno.

Igualmente, el movimiento chipko, que bebe de la sabiduría de Mahatma Gandhi y del hinduismo, nos recuerda esa relación armónica que antaño el ser humano mantuvo con la Madre Tierra y que hoy parece que ya hemos olvidado. Muy diversas civilizaciones hoy en día veneran a los árboles como seres mágicos y todopoderosos que les aportan la vida y reconfortan su espíritu.

De alguna, manera, los árboles son los responsables de nuestro bienestar, pues ayudan a frenar el cambio climático absorbiendo dióxido de carbono y conviertiéndolo en oxígeno, se presentan como el hogar perfecto para muchas aves, reducen la acción del viento, recogen la lluvia, nos aislan del ruido y combaten la contaminación del aire causante de alergias y enfermedades respiratorias.

No olvidemos que la Madre Naturaleza es la que nos dio la vida y que la nos permite respirar aire puro y disfrutar de un buen estado de salud, si la destruimos, nos estaremos destruyendo a nosotros mismos. El movimiento Chipko lo sabe y por ello todavía sigue presente en todo el mundo, ya sea en forma de espectaculares manifestaciones en protesta contra la tala de árboles o con el simple gesto de abrazar a un árbol.

¿Y vosotros?, ¿habéis probado alguna vez la experiencia de rodear el tronco de un árbol con vuestros brazos?, ¿qué sentisteis?

Fuente Imagen2 mountainshepherds.com

Resto Imágenes Stock Xchng.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.