Omega 3, 6 y 9, extraídos de microalgas

Un grupo español de investigación ha conseguido un hallazgo muy importante tanto para el mundo de la alimentación como de la cosmética al extraer los ácidos grasos insaturados Omega 3, 6 y 9 del aceite de las microalgas, que se utiliza para lo anteriormente mencionado.

Iberdrola Ingeniería y Construcción, Algae Biotech, el Instituto de la Grasa-CSIC y Ainia-centro tecnológico son los que componen este grupo que ha estado trabajando durante más de tres años en este proyecto y que ha logrado extraer estos ácidos grasos saludables, utilizando tecnologías limpias basadas en los fluidos supercríticos y en los ultrasonidos, de una forma más segura y más competitiva en cuanto a costes con respecto a la competencia.

De los ácidos grasos Omega habíamos hablado pero no profundamente. Aquí hablamos de tres tipos distintos de Omega: 3, 6 y 9. El primero de ellos es el más conocido y al principio se le llamó vitamina F; está muy presente en ciertos pescados y algunos vegetales y ayuda a la coagulación en la sangre, al cerebro

Tiene cierto grado de conflicto con el Omega 6, éste presente en las pieles de animales y alimentos grasos. El tener mucho más Omega 6 que el 3 hace que tengamos mayor posibilidad de contraer enfermedades. Es necesario este Omega pero hay que tener precaución de consumirlo en cantidades similares que el anterior (y en la época actual sucede al contrario con toda la comida grasa que comemos).

Finalmente esta el Omega 9, que no es esencial en nuestra dieta a diferencia del 3 y 6 y que está en grasas vegetales y animales pero que está ganando en importancia. Ayuda a disminuir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares al aumentar el colesterol considerado «bueno» (el HDL).

Esto es, muy resumidamente, la esencia de estos ácidos grasos. Por ello la importancia de esta noticia, que supone un gran avance para su obtención que llevaría a la creación de alimentos más sanos y seguros sin necesidad de recurrir a otras grasas más nocivas (como las famosas grasas «trans»).

Por ejemplo, el Omega 9 se está revalorizando por sus características saludables con el metabolismo humano. Con todo ello se busca usar estos elementos para nuestra alimentación y también su aplicación en la cosmética. Toda la información en cuanto a este proyecto la tenéis en la página de Ainia, al que podéis acceder desde el siguiente enlace.

Fuente imagen 1: Ainia

Fuente imagen 2: madridmasd.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.