Pasiflora y amapola contra el estrés

Con la vuelta a la rutina todos echamos de menos aquellos momentos de verano en el que descansábamos, no teníamos que trabajar… y en estos momentos es cuando aparece el estrés. Y sobre él vamos a hablar en este artículo porque recientemente se ha mostrado en varios estudios que se puede combatir tanto el estrés como la ansiedad sin necesidad de tener que recurrir a los psicofármacos.

¿De qué manera? Pues mediante preparados farmacéuticos basados en ciertas plantas y flores, que ayudan a enfrentarse a estos problemas tan comunes en nuestra vida diaria sin sufrir todos los efectos secundarios que recibiríamos en otros casos.

En concreto de las plantas y flores que hablaron durante las pasadas jornadas que organizó la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT) con la colaboración del Centro de Investigación de Fitoterapia (INFITO) en el Colegio de Farmacéuticos de Palma de Mallorca, fueron de la pasiflora y de la amapola de California, que pueden usarse de manera prolongada sin consecuencias.

Sobre ello, en febrero se publicó un estudio en relación a ello en el que se aplicaba la pasiflora antes de una anestesia espinal, y el resultado era que suprimía el aumento de ansiedad previo a la anestesia sin modificar la función psicomotora, la sedación o la hemodinámica. Tiene un efecto ansiolítico importante que no afecta a la memoria como la benzodiacepina.

En relación a esto último, también hay numerosos estudios, muchos de ellos negativos, como el del ‘British Clinical Journal of Pharmacology’ que llega a decir que el uso de la benzodiacepina puede derivar en efectos secundarios que a su vez provoquen accidentes de tráfico.

También señala que aquellos que tratan de dejar el tratamiento sufren a largo plazo distintos síntomas, como espasmos musculares, insomnio, ansiedad…

Para completar la información al respecto de los psicofármacos, otro estudio, esta vez publicado en el ‘Medical Science Monitor’ señala que éstos llevan a numerosos efectos secundarios negativos, como adicción, depresión, suicidio, disfunción sexual… por ello la importancia que podría tener lo hablado previamente, una forma en la que podríamos combatir la ansiedad y el estrés sin tener que recurrir a métodos que pueden resultar tan peligrosos.

Fuente imagen 1: tenersalud.com

Fuente imagen 2: estres.edusanluis.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.