Peligrosas cantidades de sal en la comida rápida

Una de las fuentes principales de la alimentación de la mayoría de la población (especialmente de aquellos que no disponen del tiempo necesario para elaborar sus comidas) es la comida rápida. Cada vez conocemos más datos preocupantes en relación a ella, y en este artículo añadimos uno más.

sal 1

La sal es un elemento principal en nuestras comidas. Se utiliza tanto para la conserva como para aportar sabor y es muy bueno para nuestra salud, como por ejemplo para el ritmo cardíaco  para mantener un equilibrio entre los líquidos de nuestro cuerpo, para evitar el exceso de acidez… pero claro, en su justa medida.

Aquí hablamos que se abusa de su uso en los alimentos. La sal tiene sus puntos negativos, como por ejemplo que está relacionado con la obesidad o que puede llevar a diversos trastornos tanto por su exceso como por su falta. Nosotros vivimos de una alimentación en que lo consumimos en exceso y en uno de los momentos que más lo hacemos es con la comida rápida.

Sobre ello se ha referido un estudio de la Universidad del Noroeste de Chicago (EEUU) y publicado en la ‘JAMA Internal Medicine’, que viene a decir sintetizándolo que los niveles de sal en los alimentos procesados y de comida rápida se siguen manteniendo peligrosamente altos a pesar de todos los toques de atención que se realizan a través de las agencias de salud pública y privada, buscando que lo reduzcan voluntariamente.

sal 2

Este estudio evaluó la cantidad de sodio en estos alimentos en tres años, 2005, 2008 y 2011, y vieron que los niveles de sodio eran más altos que nunca. El autor principal del artículo, Stephen Havas, que además es profesor de investigación sobre medicina preventiva en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, señala que este enfoque voluntario ha fracasado y que demuestran «que la industria alimentaria ha estado arrastrando sus pies y ha hecho muy pocos cambios».

Algunas razones del porqué son que grandes dosis de sal se usan para enmascarar el sabor y que se estimula el consumo de refrescos y alcohol. Lo que el autor señala que se debe hacer es que se comience a regular «a las compañías procesadoras de alimentos y la industria de la restauración» para cocinar desde cero sin utilizar sal de más.

¿Qué os parece a vosotros el tema?

Fuente imagen 1: abc.es

Fuente imagen 2: adelgace.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.