Plaga de sapos venenosos acaba con cocodrilos australianos

La población de los llamados cocodrilos enanos de Australia se ha visto mermada ante los ataques de una plaga de sapos venenosos americanos,  que han extendido su poder y presencia en diferentes rincones de la región, acabando con el, ya de por sí, reducido número de estos reptiles de agua dulce.

plaga de sapos

Los efectos devastadores de esta plaga de sapos venenosos no termina en este punto, sino que también, otra especie de cocodrilos pigmeos que suelen frecuentar los alrededores de los ríos Bullo y Victoria, también han fallecido cuando decidieron incluir estos sapos en su dieta,  tal y como demuestra un estudio llevado a cabo desde la llamada Universidad Charles Darwin en Australia.

Otras investigaciones también confirman que si bien muchas especies de animales de los alrededores han sobrevivido a la presencia de estos sapos venenosos, no así otras muchas que no han podido soportar los efectos mortales de las toxinas que desprenden estos anfibios. En el caso reciente de los cocodrilos pigmeos, los científicos guardan la esperanza de que estos reptiles aprendan a comer únicamente las patas del anfibio, las cuales no son venenosas.

Los «Rhinella Marina», nombre científico con el que se conoce a esta especie de sapos, fueron introducidos precisamente  hacia el año 1935 con el objetivo de frenar un plaga de escarabajos que asediaban las plantaciones de azúcar del estado nororiental de Queensland. Lo curioso es que estos anfibios no solo no acabaron con dicha plaga, sino que al no existir otro depredador mayor, se expandieron en número.

¿Y vosotros?, ¿conocíais los ataques de estos anfibios?

Fuente Imagen EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.