Google+

Plantas luchando por el apareamiento

El mundo de la naturaleza no para de dejarnos sorpresas y hechos curiosos todos los días, y sobre ello vamos a hablar a continuación. Porque un estudio reciente muestra que no solo los animales luchan en el rito del apareamiento, sino también las plantas.

apareamiento plantas 1

El estudio, realizado en el New Phytologist por un grupo de científicos dirigido por la doctora Andrea Cocucci del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal de Argentina, muestra una evidencia de algo que se podría catalogar como lucha entre machos, evolucionando las “armas” de las plantas.

El tipo que se estudió en concreto fue el del una especie de algodoncillo (Apocynaceae), que se encuentra en climas tropicales llamado Oxypetalum. Como ya sabemos las plantas no se aparean como los animales aunque lo hayamos comparado anteriormente, lo hacen con insectos o pájaros que actúan como polinizadores.

El algodoncillo se reproduce por sacos de polen, que se enganchan a los polinizadores y acaban por ser transportadas hasta otra planta para acabar el rito de la polinización. Y en este proceso es donde han encontrado los indicios de que las plantas tratan de ser mejor que sus rivales para tener mayor prioridad en este “apareamiento“.

apareamiento plantas 2

¿Dónde se produce en concreto la batalla? Pues en el cuerpo del polinizador, ya que el número de puntos de fijación en su cuerpo para transportar esas bolsitas de polen es limitado, y se pueden enredar en conjunto. Y para esa relación parece ser que “solo el contacto físico es suficiente para influir en el éxito de apareamiento de los competidores y para promover la evolución de armamento defensivo y el ataque” señala la doctora Andrea Cocucci.

“Nuestros resultados sugieren que ni una auto-propulsión ni una percepción sensorial bien desarrolladas son indispensables para que la selección sexual tenga lugar a través de luchas intrasexuales” añade, y ese contacto físico necesario lo hacen con unas estructuras en forma de cuernos (como el que vemos en la fotografía superior) que no tienen fin biológico obvio, pero que pueden evitar que los enganchones entre las bolsitas (que ya hemos mencionado) se produzcan.

Fuente imagen 1: EuropaPress

Fuente imagen 2: Wikipedia

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print